La Pelona: Un personaje inesperado de la Segunda Vuelta Electoral

La PelonaEl pasado domingo se produjo el último debate electoral y, además de los dos candidatos que este domingo competirán, voto a voto, para definir quién ocupará el más alto cargo político de nuestro país durante los próximos cinco años, un tercer personaje asomó en los discursos de ambos aspirantes al sillón presidencial, un apelativo que en la actualidad nadie usa pero que los más acuciosos conocedores del folklore afroperuano reconocieron de inmediato. Nos referimos a “La Pelona“, personaje central de una de las décimas más conocidas de don Nicomedes Santa Cruz (1925-1992), folklorista del Perú negro muy famoso en las décadas de los años 60s, 70s y 80s, por su acajonada voz y su inspirada pluma, de la cual surgieron extraordinarias poesías y décimas que, en esa época, fueron parte del imaginario colectivo popular por su combinación de costumbrismo afroperuano popular, de filo barrial e ingenio, y una refinada ilustración en el uso del lenguaje y las referencias históricas. Eran épocas en que el arte popular no era sinónimo de vulgaridad o facilismo sino de mucha inventiva y humor que sabía cuándo aplicar el sarcasmo y la agudeza para criticar ciertos usos y costumbres sociales, que alcanzaban tanto a la comunidad negra como a las diversas manifestaciones étnicas y culturales del Perú. La Pelona es una adaptación, en clave de humor, que hizo el recordado don Nico del famoso refrán “la mona aunque se vista de seda, mona se queda”, para graficar con suma precisión uno de los fenómenos sociales y conductuales que han acompañado a la idiosincrasia peruana prácticamente desde siempre: la huachafería. Dejemos de lado la mención que hicieron los políticos en el debate y recordemos quién fue La Pelona:

La Pelona es un poema de Nicomedes Santa Cruz, quien lo escribió y grabó por primera vez en el año 1959, como parte de su segundo disco de poesía recitada y música negra titulado Nicomedes Santa Cruz y su Conjunto Cumanana, editado por la compañía discográfica peruana El Virrey. En algunas ediciones posteriores, tanto fonográficas como del poema impreso, se le denominó Cómo has cambiado, pelona; usando el primer verso completo como título de la obra, aunque su nombre original es simplemente el del personaje central, una señora de mediana edad de raza negra que, tratando de aparentar lo que no es, adopta usos y costumbres de la señora blanca para la cual trabaja como sirvienta, motivo por el cual el narrador, también de raza negra, le increpa con ingenio sus pretensiones de verse “diferente”. La rima es consonante, rítmica, de versos octosílabos y está escrita en género de décima de pie forzado.

En el Perú, conocemos como “décima de pie forzado” a la glosa, una composición poética que toma como base una copla de cuatro versos, una cuarteta (o redondilla) la cual da inicio al poema. A partir de esta copla de cuatro versos el decimista desarrolla cuatro estrofas de diez versos (décima), en las cuales el último verso de cada una es, en orden, cada uno de los versos que conforman la cuarteta inicial. Por eso el pie de cada estrofa es “forzado”, porque para ser considerada como tal cada estrofa debe terminar forzadamente con los versos de la copla de la cabecera.

Esto impone al decimista un ejercicio de creatividad pues debe lograr, en los nueve versos de cada estrofa, hacer una narración coherente con el verso final y que además tenga relación con la historia que está contando en todo el poema. Nicomedes Santa Cruz fue nuestro más grande decimista. Y La Pelona, una de sus máximas creaciones. La décima es un género de poesía popular que se cultiva desde la improvisación -como las payadas argentinas o el contrapunto de jarana- pero Nicomedes la estableció como una expresión premeditada, lo que le permitió grabarlas y contribuir así a su conservación y difusión a nivel mundial.

Como ocurre en todas las poesías y décimas de Nicomedes Santa Cruz, La Pelona no es solo una burla dirigida a una mujer negra huachafa, sino que plantea una reivindicación de las costumbres negras que la protagonista ha abandonado, por complejo hacia su propia raza para parecerse a lo que no es. La mujer negra, en vez de mostrarse orgullosa de su color y de su origen, termina “imitando a la patrona” y cambiar “hasta en el modo de andá'”. Don Nico juega con conceptos que van de lo serio a lo romántico a lo burlesco, en un espacio tan corto que resulta admirable y consigue con La Pelona uno de sus primeros éxitos como decimista, al punto que esta décima pasó a ser una de las favoritas en actuaciones escolares y poéticos.

Otro de los aspectos notables de La Pelona -también recurrente en toda la obra de Nicomedes Santa Cruz– es el uso tanto de palabras populares como de términos más cultos, haciendo pedagogía a través del arte popular, una vocación que hoy resulta extremadamente difícil de encontrar en artistas populares modernos. Estamos seguros de que muchos jóvenes votantes, que vieron el debate y celebraron la analogía planteada por Keiko Fujimori y la respuesta de Pedro Pablo Kuczinsky, sin saber muy bien a qué se referían con esa frase “cómo has cambiado…” les dejamos la versión original, recitada por el mismo Nicomedes Santa Cruz. La tarea es abrir el diccionario para descubrir el significado de las siguientes palabras o frases: “cisco de carbonería”, “huachafería”, “usía”, “rachel”, “traje de percala”, “bellaco”:

NICOMEDES SANTA CRUZ – LA PELONA (1959)

(Visited 510 times, 1 visits today)

2 Responses to La Pelona: Un personaje inesperado de la Segunda Vuelta Electoral

  1. Ysabel dice:

    Esta decima de Nicomedes Santa Cruz, tiene que ver con la perdida de nuestra identidad personal, doble moral, hipocresia, doble discurso. Es el mundo cultural, social, politico en el que nos movemos hoy.

  2. Eladia dice:

    Felicitaciones!!! Derrama Magisterial educando al tiempo y en el espacio. Lo de Pelona es para ilustrar y a los jóvenes que no conocen, pues Derrama se encarga de derramar sabiduria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *