31 de mayo: Simulacro nacional de sismo y tsunami

La madrugada del último sábado, un sismo de gran magnitud remeció la zona de Lagunas, Alto Amazonas, en el corazón de la selva de nuestro país. Sus ondas telúricas sacudieron con intensidad de 8 grados varias ciudades importantes –Yurimaguas, Moyobamba, Tarapoto- con consecuencias que incluyeron serios daños a las carreteras y caminos de dichas zonas. La fuerza del movimiento sísmico fue tal que incluso se sintió en un rango extenso de distancia, que llegó por el norte hasta Ecuador y por el sur, hasta Ayacucho. En Lima, cientos de familias salieron debido a las fuertes vibraciones que alcanzaron la capital, de una duración aproximada de dos minutos. Una vez más, la necesidad de tomar precauciones ante estas emergencias toma actualidad. Por ello, participar en el simulacro de este viernes es una responsabilidad ciudadana. Aquí unas recomendaciones para escuelas y docentes sobre cómo afrontar un sismo en horas de clase.

 

¿Qué hacemos si nos sorprende un sismo de alta intensidad en horas de clase? Es una pregunta que todos nosotros –directores, docentes, auxiliares, padres y alumnos- debemos hacernos más seguido. La reciente ocurrencia de un movimiento telúrico a horas de la madrugada nos coloca en una seria situación de riesgo, pues despertar abruptamente y a oscuras aumenta nuestra vulnerabilidad. Pero ¿Cómo afrontamos un terremoto si se produce durante la mañana o la tarde, en horas en que nos encontramos dictando clase a un aula llena de niños y adolescentes?

La convocatoria que está realizando el Instituto Nacional de Defensa Civil-INDECI, para que este viernes 31 de mayo todos nos sumemos al simulacro de sismo y tsunami debe ser tomada como una responsabilidad ciudadana. Estos ensayos nos permiten ir interiorizando aquellas reacciones y medidas de seguridad que, en un momento dado, pueden marcar la diferencia entre salvarnos y ser parte de las lamentables estadísticas asociadas a este tipo de desastres. Es cierto que nunca será lo mismo caminar por una escalera de seguridad cuando no está pasando nada que verse en medio de las terribles sacudidas durante un terremoto real, pero cada vez que repetimos los pasos de cada simulacro vamos aprendiendo más, preparándonos para el momento y minimizar así los impactos.

Según INDECI, el simulacro “es un ejercicio práctico que se realiza sobre una situación probable de desastre en la que los ciudadanos practican las medidas de respuesta ante la emergencia. En tanto, las instituciones aplican y evalúan sus planes de contingencia”. Más claro, imposible. Se trata de que practiquemos qué hacer, cómo reaccionar, a dónde ir (zonas de seguridad). Aquí, algunas recomendaciones sobre cómo afrontar sismos en la escuela:

Cuando no hay sismo

  • Participar de los simulacros, practicar una y otra vez las medidas de seguridad.
  • Dejar pasillos en aulas, puertas, corredores, pabellones y escaleras libres de obstáculos.
  • Identificar zonas de seguridad tanto dentro del salón como en la escuela (patios).Mantener siempre listas las mochilas de seguridad y los botiquines de emergencias/primeros auxilios.

Durante un sismo

  • Mantener a los alumnos y nosotros mismos, alejados de las ventanas.
  • Mantener a los alumnos y nosotros mismo, alejados de cables eléctricos sueltos o caídos.
  • Permanecer lejos de libreros, armarios, repisas o muebles que puedan caerse.
  • Ir a los puntos de reunión señalados (patios, columnas).Seguir las instrucciones de los brigadistas o personal que esté liderando la evacuación.
  • No correr, no empujar, no gritar. Minimizar los ataques de pánico.
  • Evitar que los alumnos corran o se alejen en direcciones dispersas.
  • Identificar zonas de seguridad y agruparse en orden.

Después del sismo

  • No regresar inmediatamente al salón, esperar indicaciones.
  • Si es posible, trata de comunicarte con tu familia (salvo que las líneas de telefonía estén colapsadas).
  • Si usas celular, comunícate preferentemente a través de mensaje de texto y no saturar las líneas.

 

(Visited 103 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *