Colección Pensamiento Educativo Peruano: Tomo 3

Colección Pensamiento Educativo Peruano: Tomo 3Proseguimos con la publicación de citas y resúmenes de nuestra Colección Pensamiento Educativo Peruano, el más grande aporte de Derrama Magisterial para la investigación educativa y su proyección al futuro. Ahora es el turno del tomo 3, titulado Escuela de obediencia y memoria del inca, 1743-1818, escrito por dos de nuestros más grandes historiadores del periodo colonial y virreinal: Pablo Macera y Manuel Burga, maestro y alumno que unen sus esfuerzos, como lo hicieran en las décadas de los 70s y 80s, para escarbar en documentos y prácticas educativas desarrolladas en el Perú dirigido por autoridades españolas: virreyes, corregidores, gobernadores, que decidían el destino de dos poblaciones: la criolla y la indígena. La aparición de la Escuela de Primeras Letras en diversas ciudades del interior y la contraposición de dos “sistemas” educativos, uno dedicado a la formación de súbditos al rey, la nueva noción de autoridad externa, que domina y segrega; y el otro, alternativo y hasta cierto punto, marginal, llevado adelante por poblaciones oriundas del territorio colonizado y que mantenían vivo el espíritu del inca y sus tradiciones, hábitos, organización social y divinidades. Quizás en esta dicotomía nace la actual separación entre escuela privada y pública, que tanto daño ha hecho a la forma de entender y gestionar la educación de nuestra población. Burga, quien además es coordinador editorial de toda la colección, rescata a través de su investigación a varios personajes que, siendo españoles, hicieron esfuerzos por extender la educación a las poblaciones originarias, un hecho sin precedentes en esta etapa comprendida entre 1743 y 1818, cubierta por el tomo 3 de la Colección Pensamiento Educativo Peruano.

Colección Pensamiento Educativo Peruano

Tomo 3: Escuela de obediencia y memoria del inca, 1743-1818 (320 pags.)

Estudio Introductorio

“La pregunta que se plantearon los conquistadores y colonizadores fue muy simple ¿cómo reemplazamos al Estado inca -con sus gobernantes y sus poblaciones de tributarios- sin perder legitimidad ni parar la producción? La respuesta la impuso la realidad: había que respetar los ordenamientos sociales y jerarquías étnicas existentes, pero dándoles una reorientación al servicio del nuevo gobernante “inga”, el emperador español… ” (pág. 4)

“¿Dónde se aprendía o por qué canales se transmitía la memoria del Inca en la “república de indios”? Lógicamente las enseñanzas indígenas, docencias casi imposibles, no formales, sin maestros reconocidos ni admitidos, eran las partes integrantes de la escuela del Inca. Estaban bajo el cuidado de los descendientes del Inca y de los curacas, que aparecían, de un lado, como socios del español, y del otro, como guardianes de los ritos y costumbres que transmitían conocimientos ancestrales así como memorias de las noblezas sometidas…” (pág. 5)

“La llamada Escuela de Paucartambo es un hecho muy singular en nuestra historia, tanto por la originalidad de su fundación y la naturaleza de su institución, como por la perdurabilidad de los fines para los cuales fue creada… Su fundador, Sebastián Márquez Escudero, fue corregidor de este partido entre 1735 y 1742. Personaje propio de su época, fue descendiente de hidalgos de Aracena, una pequeña población rural en la provincia de Huelva, arzobispado de Sevilla, y no ha dejado más testimonios personales que el documento de fundación de esta escuela…” (pág. 9)

“El documento de la fundación de la escuela es una fuente muy original, casi única para la época. Es de gran valor para la historia de la educación peruana y puede ser analizado desde varias perspectivas: como un testimonio personal del fundador y como un protocolo notarial donde habla el escribano público…” (pág. 18)

“Evidentemente estamos ante un personaje especial, quien confía la escuela al rector del jesuita Colegio Grande del Cusco, como autoridad máxima, y al cura de la iglesia de Paucartambo, como patrón ocular directo para supervisar al maestro de escuela… Era una escuela experimental, como lo dice el mismo fundador, que ha tenido una larga duración. También podríamos interpretar su fundación como una forma de restitución, de devolver lo tomado… Una escuela para niños y niñas no mayores de doce años en una enorme población era el sueño de un buen súbdito… (Sebastián Márquez Escudero fue) Un maestro para aquellos dos grupos, que no sabemos cómo hacía para estar con ellos simultáneamente… un hombre que no discriminó por la raza, que fue más allá del estado colonial y actuó en Paucartambo como hubiera podido actuar en su Aracena natal…” (págs. 22-23)

“El maestro tenía la obligación, principalmente, de enseñarle el oficio al aprendiz. Si no lo lograba, debía seguir pero ya con un salario para el aprendiz, hasta que aprendiera el oficio. Al mismo tiempo tenía que alimentarlo, vestirlo, cuidar de su salud y en algunos casos darle instrucción cristiana…” (pág. 26)

“La memoria indígena no es educadora por sí misma, en tanto memoria, sino más bien respecto al mecanismo en que se transmiten mensajes con una intención deliberada y formativa. Ello la hizo una memoria educadora: no usamos el término instrucción, ya que no se transfiere un conocimiento puro y simple, sino un conjunto de sucesos,imágenes y valores que construyen la identidad de los que participan en estos circuitos de rememoración…” (pág. 41)

“El Inca Garcilaso (de la Vega) desarrolló un tipo de discurso histórico en los Andes y le dio un contexto especial, propio, al explicar la grandeza del Tawantinsuyo: una organización militar, según él, que conquistaba para civilizar. Por otro lado, en su libro de 1617, presenta el otro lado de la historia, la conquista española, también militar y devastadora de hombres y territorios, pero al mismo tiempo, civilizadora y catequizadora por la intervención de un emperador cristiano y la Iglesia romana…” (pág. 42)

“Por lo pronto, el Estado colonial, o sus gobernantes, dejaron las escuelas de primeras letras a los preceptores con unas rentas insignificantes que no habían aumentado sino más bien reducido, desde la época de Francisco de Toledo (1569-1581). Los colegios mayores los dejarone n manos de las congregaciones religiosas; inicialmente predominaron los dominicos que fundaron la universidad y los primeros colegios… En 1568,como ya hemos visto, llegaron los jesuitas que luego se convertirían en los principales educadores de la elite urbana limeña así como de la elite de hijos de los caciques principales y de las noblezas incas del Cusco…” (págs. 56-57)

(A fines del siglo 18) “Hubo evidentemente un nuevo interés por la educación, entendida ya no solamente como una catequesis sino como la construcción de un individuo útil para el progreso, que sabe procurarse bienes materiales y espirituales. Esta es la época en que se destruye la noción de la propiedad como un privilegio de una elite… Una forma de reemplazar a las tradicionales sociedades aristocráticas del antiguo régimen era a través de la educación que podía abrir las compuertas de una movilidad social nunca antes vista…” (pág. 64)

“Como ya se ha visto, la expulsión de los integrantes de la Compañía de Jesús en 1767 fue un hecho muy importante en el ámbito de la educación, pues afectó en especial a las elites. Luego de ello se inició una larga crisis de la educación en los territorios coloniales de España. El gobierno colonial trató de reemplazarlos con la creación del colegio San Carlos en 1771, el que nació de la fusión de los colegios jesuitas San Felipe y San Martín, y que pronto se convirtió en la institución educativa donde se enseñaba lo nuevo en los diversos campos del saber, ciencias y humanidades…” (pág. 66)

“El periodo en estudio nos muestra, así como toda nuestra historia colonial del siglo XVI al XIX, que una sociedad no puede prescindir de la educación si quiere sobrevivir y reproducirse. De esta manera presentamos la existencia de dos escuelas, una de obediencia (correspondiente a la “república de españoles”) y la otra del Inca, o de los indígenas. Una fue una realidad material bajo la forma de escuelas, colegios y universidad. La otra sin duda fue una metáfora que se materializó de diversas maneras para darle un sentido a la vida de los que vivían en la “república de indios”. Estas dos “repúblicas” colisionaron en 1780, de lo que surgió la necesidad de crear una sola escuela, la de primeras letras, a la que asistieran todos: hombres y mujeres, indios y españoles… Iniciar este volumen con Sebastián Márquez Escudero, fundador de la escuela de Paucartambo, y terminarlo con Miguel de Eyzaguirre, protector general de natirales -ambos fundadores de escuelas de primeras letras- es algo que ahora también nos llama la atención… Las escuelas de obediencia y las memorias del Inca actuando por separado, cada una en función de dos sociedades diferentes, aparecen como frágiles puentes interculturales, que terminaron en una tragedia con la gran rebelión de Túpac Amaru en 1780.” (págs. 77-78)

Antología de Textos (de la pág. 89 a la pág. 311)

  • Archivo General de Indias, Título de Corregidor de la provincia de Paucartambo, a don Sebastián Márquez Escudero (12 de octubre de 1735)
  • Juan Baptista de Gamarra, Temporalidades (1773)
  • Pablo Macera, Ensayos sobre el Siglo XVIII en el Perú; cultura y economía (1960)
  • Manuel Burga, Nueve bibliotecas jesuitas en el momento de la expulsión (1969)
  • José Antonio Manso de Velasco, Relación y documentos de gobierno del Virrey del Perú, Conde de Superunda (1745-1761) (1983)
  • Charles E. Neil, S.J. y Joaquín Domínguez, S.J., Diccionario histórico de la Compañía de Jesús (2001)
  • Pablo Macera, El Inca colonial (2004)
  • Archivo General de Indias, Archivo General de la Nación (documentos oficiales, cartas, ordenanzas varias de los años de los siglos XVIII y XIX comprendidos en el tomo)

Para ver información sobre los autores haga click aquí

 

 

(Visited 157 times, 1 visits today)

One Response to Colección Pensamiento Educativo Peruano: Tomo 3

  1. Juan Castillo Estrada dice:

    La publicación de la Colección Pensamiento Educativo Peruano, es uno de los trabajos de investigación educativa mas importante que se haya realizado en la Derrama Magisterial y en el Perú, por que se ha recopilado y se ha analizado la educación peruana, desde la época de la conquista, colonial y emancipación; como es caso la publicación del Tomo 3: Escuela de obediencia y memoria del inca, 1743-1818, mi reconocimiento a la Derrama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>