Comprendiendo el Currículo: Principios Educativos-Ética

El relativismo al que nos ha sometido la era posmoderna ha ocasionado un problema fundamental para la nueva forma de vivir e interactuar que se está desarrollando en el mundo: el desgaste de la ética como orientación para la vida. Ser una persona "ética" -es decir, ser una persona consecuente cuyo decir, hacer y pensar mantengan una línea y no varíen por conveniencias o intereses particulares- ha terminado siendo, en lugar de una virtud, un impedimento para sobrevivir en un mundo donde la competencia agresiva y la ausencia de escrúpulos son las principales herramientas para el ascenso social y económico. Esto sumado al desprestigio de la "moral" como el respeto a normas impuestas por la ley (humana o divina) frente a la vigencia de la libertad irrestricta, hace que la ética como principio educativo no sea mucho más que un item de la lista, sin posibilidades de hacerse realidad.

Las discusiones acerca de cómo responder a la pregunta "¿qué es la ética?" o "¿qués la moral?" son materia del quehacer filosófico y escapan al entendimiento del ciudadano promedio. Y como ocurre con casi todas las cuestiones que demandan reflexión, debate, lectura y pensamiento crítico, resulta ocioso tratar de introducir una conversación así o plantear conclusiones y/o soluciones a tan enorme tema humano en una sociedad sumamente distraida con el materialismo, con el consumo y con la ambición de conseguir el éxito a cualquier costo. Todos estos objetivos "modernos" se contraponen a la aplicación de principios éticos para la vida en colectividad.

Entonces ¿por qué es la ética un principio educativo todavía? ¿Acaso es un intento por enmascarar la realidad, un escapismo ante lo innegable? ¿Será que al elaborar los documentos y las leyes, se pretende que el solo hecho de mencionar, de incluir la palabra "ética" en la redacción de documentos, es suficiente para solucionar estos problemas? Educar en ética debe ir más allá de ofrecer conceptos o realizar amplias monografías sobre la historia de los valores. En nuestros tiempos, tiene más que ver con internalizar comportamientos que permitan rescatar a nuestra sociedad de la absoluta ausencia de respeto que se vive en calles y plazas de diversas ciudades, urbanas y rurales, desarrolladas y subdesarrolladas.

Enseñar a respetar la propiedad, los gustos y preferencias que sean distintas a las nuestras. Ser puntuales. Ser honestos. Ceder el asiento a los mayores, rechazar la corrupción de los políticos. No premiar con el rating a aquellos programas de la televisión que difunden permanentes faltas al respeto de mujeres, niños y extranjeros. No botar basura en la pista. No meterle el carro a la gente ni tocar el claxon de forma compulsiva. No quedarse con los vueltos. Todas estas cosas tienen que ver con la educación ética. Y si como respaldo leemos a los clásicos, y ayudamos a nuestros estudiantes a que los entiendan y valores, estaremos formando a una nueva generación que, cuando llegue su turno de dirigir las instituciones públicas y privadas de este país, lo harán con la claridad de pensamiento necesaria para erradicar las prácticas antiéticas nocivas que hoy son moneda corriente, como queda claro con solo echar una mirada a los titulares de los diarios.

 

(Visited 83 times, 1 visits today)

One Response to Comprendiendo el Currículo: Principios Educativos-Ética

  1. Samuel Lazo dice:

    Gracias por compartir está valiosa información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *