Cuando lloran las guitarras: Paco de Lucía (1947-2014)

Paco de LucíaUno de los artistas más respetados, talentosos y exitosos -una combinación poco común en nuestros días- acaba de pasar a la inmortalidad. Un maestro de la música en general y de la guitarra española en particular. Hablamos de Francisco Sánchez Gómez, más conocido como Paco de Lucía (llamado así en homenaje a su madre, nacida en Portugal, Lucía Gomes), quien ha fallecido hoy, miércoles 27 de febrero de 2014, a los 66 años de edad, aparentemente de un paro cardíaco según las informaciones que circulan por Internet. Para todo profesor de música que dé una clase en el aula acerca de la música española contemporánea, el nombre de Paco de Lucía es inevitable. Es como la asociación inmediata entre el Combate de Angamos y Miguel Grau. Por eso queremos dedicarle un espacio a este maestro de las seis cuerdas que nos deja un legado musical brillante e indispensable.

Paco de Lucía encarnó el mejor ejemplo de músico universal: llevó el folklore de su tierra natal Algeciras (Cádiz, Andalucía, España), que cultivó desde niño, a todo el mundo sin alterar su esencia ni su sonido. Considerado un genio de la guitarra flamenca y el motor impulsor del Nuevo Flamenco, incorporó elementos de la música clásica contemporánea, el jazz, el bossa nova y la música latina en sus arrebatados fraseos que parecían llamaradas de fuego español. Esas combinaciones eran, todas, producto de su intensa y genial creatividad, que lo convirtieron en el guitarrista favorito de millones de personas en los cinco continentes.

Fue admirado por muchas personas, amantes y estudiosos de la música, pero quizás uno de sus mayores logros es que era reconocido como el mejor entre sus pares, otros destacados intérpretes de este fiel instrumento de madera quienes mostraban profundo respeto cada vez que escuchaban su nombre o tenian oportunidad de compartir escenarios con él. Y él disfrutaba compartiendo el escenario con sus colegas músicos, casi sin darse cuenta de su genialidad, con una sencillez y humildad que muchos otros, destalentados de hoy en día, deberían aprender.

Paco de Lucía grabó más de 60 discos entre 1965 y 2011, en vivo y en concierto. Ha acompañando a cantores gitanos de la talla de Camarón de la Isla (nombre real: José Monje Cruz), Fosforito o Antonio Mairena, entre otros; a cantantes de rock como Bryan Adams; y ha colaborado con guitarristas de todas partes del mundo, de jazz y de música clásica, de música del Medio Oriente y música brasileña.

Este maestro de las cuerdas tuvo una relación muy especial con nuestro país, que visitó por última vez hace pocos meses, en octubre de 2013, para ofrecer un extraordinario concierto en el gran Teatro Nacional. Muchos aun no saben que fue Paco de Lucía el primer músico flamenco que incorporó el cajón peruano a su conjunto y que, a raíz de este hecho, la comunidad musical mundial comenzó a asociar nuestro cajón con la música española, hasta el punto de que muchos creen, incluso hoy en día, que el cajón proviene de España y no del Perú. Tanta era la popularidad de Paco de Lucía a nivel global y tanta su honestidad que él jamás desaprovechó oportunidad para decir que el cajón era peruano. Y que se lo habían regalado dos amigos suyos, grandes músicos nacionales: Pepe Torres y Carlos Caitro Soto.

De Lucía se caracterizó por su innovación y color en las armonías y su notable destreza, técnica, fuerza y fluidez en su mano derecha, capaz de ejecutar fraseos extremadamente rápidos y complicados. Un maestro del contraste, a menudo hacía yuxtaposiciones entre solos y rasgueos combinados con otras técnicas e incluso añadía acordes abstractos y escalas tonales a sus composiciones. Estas innovaciones le permitieron cubrir un rango amplio de estilos sin perder la perspectiva de un músico flamenco libre, orgánico y natural.

Se fue un maestro irrepetible pero queda su música. La educación de nuestros niños puede enriquecerse mucho y ampliar sus horizontes si abrimos sus mentes -y las nuestras- a los verdaderos músicos que, como Paco de Lucía, se mantienen a la vanguardia y al margen de las modas y los facilismos de propuestas de poca o nula trascendencia. La música que hizo Paco de Lucía se conecta con la historia, con la geografía, con la idiosincrasia de un pueblo, así como con la tenacidad de salir desde abajo sobre la base de talento y disciplina. Todos esos valores encerrados en un solo artista de la guitarra. Hasta siempre, maestro.

http://www.elmundo.es/cultura/2014/02/26/530da7dbca4741fe668b456b.html

(Visited 127 times, 1 visits today)

One Response to Cuando lloran las guitarras: Paco de Lucía (1947-2014)

  1. lorgio dice:

    Felicito a los responsables que dirigen a derrama Magisterial por estar siempre con la educación y la cultura,y que nuestros profesores se nutran de los temas importantes que se publican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *