Gabriel García Márquez: Cuatro años sin “El Gabo”

Gabriel García Márquez: Cuatro años sin "El Gabo"El martes 17 de abril se cumplieron cuatro años de la partida del escritor colombiano más famoso de la literatura de este hermoso y cálido país sudamericano. A Gabriel García Márquez debemos la masiva popularización del realismo mágico, ese subgénero de literatura latinoamericana que motivó una explosión de talento -el llamado "boom"- que traspasó fronteras e idiomas. Las crónicas periodísticas, ensayos, relatos cortos y novelas de "Gabo" son de las más recomendadas para especialistas, pero también para lectores principiantes y estudiantes de colegio. Por supuesto, nosotros como docentes debemos estimular a nuestros alumnos a entrar en contacto con el fino trato del lenguaje, la investigación histórica y la vasta imaginación del creador de clásicos como Cien años de soledad (1967), El coronel no tiene quién le escriba (1961), El amor en los tiempos del cólera (1985) y tantos otros.

La muerte de Gabriel García Márquez tomó por sorpresa a los organizadores de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, quienes tuvieron que montar toda una estrategia de montaje para homenajear en tal ocasión a su máximo escritor en la semana más literaria de Colombia. El fallecimiento, ocurrido apenas a una semana de la inauguración de la FILBo 2014, puso a prueba la capacidad de reacción del equipo encargado que de inmediato instaló un stand de homenaje repleto de flores amarillas, libros, galerías de fotos y gigantografías para recordar al escritor.

También dejó constancia del profundo amor y respeto del país cafetalero por este creador de la palabra que no dejó de explorar ningún género narrativo. Sus crónicas periodísticas -de viaje, de reflexión política, de análisis social- son simplemente un placer para el lector en castellano. García Márquez ennobleció el ejercicio del periodismo escrito, con un escrupuloso manejo del idioma, las metáforas y el rigor en expresiones. En sus novelas, su imaginación florecía hasta alturas insospechadas con imágenes cinemáticas y personajes entrañables, ideals para estimular el gusto por la lectura hasta al más reacio. Un par de páginas extraídas de alguno de sus cuentos o artículos pueden cambiar la vida de jóvenes aprehensivos que no sigan los dictados del reggaetón y los realities de la televisión local.

Por eso, cuatro años después de su desaparición física, y en tiempos en que la buena escritura y la lectura son cada vez más menospreciados, incluso en instituciones educativas con "visión de futuro", que forman administradores de negocios, redes sociales y vendedores sin alma, sin ortografía ni sensibilidad, los maestros de vocación están llamados a seguir recordando a Gabriel García Márquez quien, junto al peruano Mario Vargas Llosa, el mexicano Carlos Fuentes y los argentinos Julio Cortázar y Jorge Luis Borges (entre otros) dignificaron el hermoso idioma español en los últimos años.

(Visited 69 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *