Fondo Editorial de Derrama Magisterial presenta Justicia social, política social de Héctor Béjar Rivera

Justicia social, política socialHay libros que se convierten en “clásicos” por su naturaleza principista e inalterable vocación hacia la búsqueda de tan ansiado e inalcanzable bien común. A ese orden perteencen las obras de pensadores como José Carlos Mariátegui, Alberto Flores Galindo y los estudios antropológicos de José María Arguedas. También pertenecen a este rubro los estudios sociales de Carlos Iván Degregori o Juan José Vega Bello. En esa línea de trabajo, el profesor de sociología y ciencias sociales de las universidades Católica y San Marcos, Héctor Béjar Rivera, publicó Justicia social, política social hace catorce años -la primera edición data del año 2001, editorial Diakonía- y, en las subsiguientes ediciones (2004, 2007 y 2011), el catedrático iba actualizando sus capítulos y añadiendo nuevas ideas sobre estos temas antiguos, casi anacrónicos para algunos, pero que en realidad gozan de plena vigencia en el profundo seno de nuestra sociedad. En el 2014, el Fondo Editorial de Derrama Magisterial decidió hacerse cargo de la 5ta. edición de este libro y, como en las anteriores, también cuenta con actualización diligente de su autor.

“Cuanto más me sumerjo en el tema, más convencido estoy de que la forma de superar la pobreza es hacer un tratamiento integral, que abarque a toda la sociedad y que no aísle a las personas a las que se denomina pobres, despojándolas de identidad, en áreas focalizadas, a la manera de modernos guetos donde los tecnócratas experimentan instrumentos funcionales a los que dominan el mundo. Una política para pobres, se ha dicho, siempre será una pobre política. Una vez caridad, será siempre caridad. Lo importante es abordar las causas, ir a las raíces y construir justicia, dignidad y ciudadanía desde la base espiritual, mental, social y económica”.

Con esas palabras cierra el prólogo de esta quinta edición actualizada el autor de Justicia social, política social; don Héctor Béjar Rivera, reconocido profesor universitario y militante comprometido de aquella izquierda que soñaba con cambiar el mundo hace décadas, y que ahora lucha, desde balcones diversos, por no desaparecer en la estigmatización y el olvido, casi con tanta fuerza como la que descripción que él realiza de la estigmatización y el olvido de los pobres del país.

El laureado escritor portorriqueño Eduardo Lalo, que estuvo en nuestro país hace un par de años como invitado de honor de la Feria del Libro de Lima, ha desarrollado con profundidad el tema de los ciudadanos invisibles, aquellos que tanto el Estado como la empresa privada convierten en fantasmas, entes etéreos que solo cobran forma cuando son descritos a través de índices, números, KPIs, estadísticas y descripciones eufemísticas que evitan, con inteligentes combinaciones de palabras, ocultar y hacer invisibles sus quejas, sus rostros acongojados, sus lágrimas y clamores por justicia.

Justicia social, política social hace un recorrido teórico y analítico sobre cómo se formó la sociedad de consumo, la aparición del mercado, la polarización política y el estado actual de cosas sobre la base de un inteligente manejo de información combinada con una redacción de bases ideológicas innegables. Sin embargo, no es para nada sectario y ofrece una visión amplia, aunque siempre aguda y crítica, desde la cual el lector puede formarse una propia opinión, a partir del conocimiento previo que tenga del autor y sus propias convicciones políticas y económicas.

Derrama Magisterial recomienda la lectura de este material a todos los docentes y estudiantes, en particular los capítulos dedicados a analizar los sucesivos proyectos nacionales de educación que se han producido a lo largo de nuestra historia, en los que sugiere las posibilidades que existen para mejorar la situación del sistema educativo, los maestros y maestras en estos tiempos de cambio legislativo y tecnológico.

La actualización en esta edición consiste en análisis pormenorizados de todo lo que ha ocurrido en el mundo, en materia de políticas económicas, en los últimos años hasta el 2013 que son, como señala el autor “de crisis para el neocapitalismo especulativo que mantiene altos niveles de subempleo, desnutrición y educación de baja calidad”.

(Visited 330 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *