La Tarumba presenta su nuevo espectáculo Zanni: Circo de verdad hecho en el Perú

Teatro, Circo y Música La TarumbaDesde mediados de junio, miles de personas están disfrutando de Zanni, el vigésimo segundo espectáculo de la compañía nacional de Teatro, Circo y Música La Tarumba, en la carpa que se levanta a la espalda del concurrido Centro Comercial Lima Plaza Sur, en Chorrillos. Payasos, equilibristas, malabaristas, actores y músicos de primer nivel -sin dejar de mencionar a los hermosos caballos (actualmente son más de 20) que forman parte de esta talentosa compañía circense con sabor peruano y que hacen reír, soñar y emocionan al público cuando aparecen en escena, en una temporada que promete con extenderse debido al éxito que tiene, como cada año, este grupo artístico, activo desde hace 31 años. Pero La Tarumba es más que una función de circo, cuidadosamente presentada y que respeta el origen de este género artístico con el que tantos niños y adultos sueñan. Es el resultado de un trabajo sistemático, esforzado y muy talentoso que surgió, a comienzos de la década de los ochentas, como una compañía pequeña de circo urbano e itinerante, sin local propio y con menos de diez integrantes en su elenco.

“Tarumba” es sinónimo de “atolondramiento”, “confusión”. El término remite al andar tambaleante de un payaso cuando recibe un cachiporrazo en la cabeza. Andar tambaleante que resume también la travesía de los artistas urbanos, acostumbrados a recorrer pueblos y ciudades con lo mínimo: unas cuantas alforjas para los vestuarios, uno que otro instrumento musical y por supuesto, las extensas lonas que, con esfuerzo y mucha dedicación a su arte, tienen que levantar cada vez que llegan y retirar cada vez que se van de alguna plaza. Y así fueron los inicios de La Tarumba, que el próximo año cumplen tres décadas de arduo trabajo, hoy recompensadas con el reconocimiento general y la posibilidad de seguir realizando espectáculos independientes y creativos, ahora en un local propio y con mayores alcances a nivel de infraestructura.

Hoy, La Tarumba es una compañía circense de alto vuelo, que compite en creatividad y talento con los nombres más connotados del circo mundial -pensamos en Cirque du Soleil (Francia/Canadá) o en las impresionantes compañías rusas que nos visitan de vez en cuando- y que presenta espectáculos con mensaje social, de gran sabor nacional y sentido integrador. Fernando Zevallos Villalobos, actor peruano que ha dedicado su carrera a cumplir el sueño de todo Jefe de Pista que se respete -tener su propio circo– pertenece a una especie en extinción: el Cirquero genuino, de luenga barba, delgada figura y desorbitados ojos, que se iluminan cuando habla de sus experiencias, de sus caballos, de sus payasos y en general, de lo que significa realmente hacer circo en cualquier parte del mundo.

Eso, en este país de “circos” estafadores que solo presentan golpes y replican debajo de una carpa las tonterías que se ven en televisión cada fin de semana, es parte del empuje que le ha permitido hacer de La Tarumba la extensa corporación artística que es actualmente.

Dice Fernando Zevallos: “El circo huele a tierra, aserrín y cascarilla de arroz, además de la cancha y de las manzanas dulces. Ese es el olor del circo donde se manejan muchas emociones y yo intento llevar eso al público: que se ría sin pensar, que se sorprenda, que se asuste pero luego con el número de payasos, se relaje. Es una dramaturgia de emociones. El circo busca el sueño eterno del hombre de volar, que es el sueño de la libertad. Para mí es un sueño recurrente y lo disfruto mucho, incluso sueño que vuelo sobre la carpa de La Tarumba.

Desde 1984, año en que La Tarumba presentó su primer espectáculo “formal” denominado La piedra de la felicidad, fue desarrollando paralelamente una propuesta pedagógica y social, poniendo en práctica la enseñanza de teatro, música y danza para niños, jóvenes y adultos. Esta experiencia les permitió extender sus ofrecimientos a la comunidad hasta convertirse en una escuela que ahora, tiene promociones de cientos de artistas cada año, que egresan de sus aulas, ubicadas en una casona en Miraflores, construida en 1910 y que les pertenece desde principios de los 90s, en la que imparten sus clases con una metodología basada en el juego, el afecto y la cretividad.

Desde el año 2003, La Tarumba cuenta con su propia carpa, un logro resultado de la tenacidad y el talento que ler permitió, desde sus tiempos de artistas sin casa ni carpa, llegar a representar al Perú en giras internacionales con conocidos shows como ¡Cállate Domitila! (1986), ¡Upa, la esperanza! (1990), Kalimando (1996), entre otros. Esta carpa rojiblanca es la que alberga los espectáculos de La Tarumba desde ese año, en Chorrillos, inscritos ya en las modernas tendencias del Nuevo Circo: ambiciosas puestas en escena, vestuarios y maquillajes de diseño fantástico, actos de alto riesgo, etc., sin perder el sentido social ni la directa asociación con elementos integradores de nuestra identidad como la música, el lenguaje, etc.

La música siempre ha sido fundamental en el arte circense de La Tarumba. Una banda de ocho músicos, liderada y dirigida por Amador “Chebo” Ballumbrosio, interpreta de manera dinámica y muy solvente, el fondo musical de Zanni, su más reciente espectáculo, compuesto por ellos mismos, que combina la clásica música de circo con festejos, marineras, rock y música latinoamericana, que realza cada una de sus presentaciones.

¿Qué es Zanni?

Para su temporada 2015, el ruedo de La Tarumba se convierte ahora en el escenario de una gran historia de amor, que nos transporta al mundo de la Comedia del Arte italiana con Zanni, su nueva propuesta para esta temporada, que se inició el pasado 21 de junio en el Centro Comercial Plaza Lima Sur de Chorrillos. Con divertidos personajes ambientados en un contexto latinoamericano de fantasía e ilusión, Zanni rinde homenaje al género que sirvió de inspiración para todas las artes escénicas y plásticas como el Teatro, el Circo, la pintura y hasta el cine. La Comedia del Arte italiana surgió a finales del siglo XV como respuesta a la comedia erudita o culta, representada en lo grandes teatros de la época. Así, un grupo de artistas tomaba las calles y plazas para contar historias que tenían como protagonistas a personajes simples y de humilde origen, olvidados por los teatros. Con gran habilidad, estos actores, acróbatas, músicos y titiriteros, dominaban las artes del cuerpo y de la palabra, convirtiéndose en grandes improvisadores y críticos de las injusticias sociales. En Zanni, el público podrá disfrutar de personajes tan peculiares y queridos como Arlequín, Polichinela, Capitán, Briguella, entre otros. Cada uno con su propia personalidad, nos hablarán del amor con humor y de las emociones más profundas del ser humano con verdadera pasión, recordándonos que se “mira mejor con el corazón”.

(Visited 387 times, 1 visits today)

5 Responses to La Tarumba presenta su nuevo espectáculo Zanni: Circo de verdad hecho en el Perú

  1. ALICIA dice:

    Nosotros los directores no tenemos espacio de recreación tengo 21 años en dirección de colegio y sólo un año he hecho uso de mis vacaciones un mes por la responsabilidad en el cargo, muchas veces estresados debido al trabajo arduo que realizamos., tenemos horario de llegada pero no de salida, entro a las 8 de la maña y la mayoría de las veces salgo a las 8,30 de la noche. Encima con préstamos por todo sitio y de sueldo no sacamos casi nada. El gobierno encima no nos apoyo culturalmente. al menos la derrama debe danos a pecios módicos o regalarnos algunas entradas para ir con la familia ya que es la entidad que trabaja con nuestros ahorro, deben darnos facilidades.Ojala lo puedan hacer siempre me han hablado de la tarumba pero por el costo no podemos ir. Gracias por escucharnos.

  2. POR intermedio de la DERRAMA MAGISTERIAL debe haber ingresos a la TARUMBA con precios módicos para los maestros y familiares. También deben sortear ingresos libres para maestros en especial para cesantes y jubilados que son los mas olvidados.

    • admin dice:

      Estimada profesora María Trinidad Rodriguez:

      Buenas tardes, el año pasado realizamos sorteos para nuestros seguidores del blog y el Facebook para que puedan asistir a la Tarumba, apenas tengamos un nuevo concurso les estaremos avisando.

      Gracias por seguir nuestro blog.

  3. oscar dice:

    Tiene razón colega: Diario ganamos aproximadamente 40 soles y pagar el valor de la entrada para nosotros con familia no baja de 200 soles el gasto para disfrutar de ese hermoso espectáculo. El gobierno o la Derrama deben promover este tipo de espectáculos y ofrecer entradas a bajo costo. Me han contado aquellos que han ido, es un hermoso espectáculo. Muchachos de la Tarumba sigan así y felicitaciones

  4. DORA dice:

    Me cuentan que el espectáculo es muy didáctico y bonito, espero poder ir, la derrama debe sortear entradas y promocionar cultura teatral en los docentes..!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *