Libro vs. E-book: ¿Cuál prefieres?

Libro vs. E-bookUna vez, en un periódico neoyorquino, una foto de portada ilustró con enorme agudeza la diferencia generacional entre padres e hijos en la actualidad: un señor, de aproximadamente 50 años, leía un voluminoso libro, de pie, apoyado en uno de los pasamanos del tren en el que se encontraba. Frente a él, apoyado en el otro pasamanos, un joven muy parecido al señor, que no llegaba a los 30 sostenía un diminuto aparato –una Tablet- de la cual no despegaba los ojos. Ambos estaban leyendo. El padre un libro tradicional y el hijo, un e-book. Sigue siendo un gran debate cuál es mejor ¿ustedes qué opinan?, Libro vs. E-book:

Cada vez son menos las personas que puedan ser denominadas “lectoras”. En una época, describirse como “lector compulsivo” le daba a las personas un aura de misterio, de intelectualidad. Hoy, quienes leen compulsivamente tratan de no decirlo porque significa que no están tan atentos a lo que pasa “en el mundo real”, el de la competencia feroz por el día a día, que privilegia los bits de información utilitaria frente a las vastas dosis de cultura que, por lo general, se obtienen nada más que leyendo. Y leyendo bastante. En tiempos modernos, una colección de libros impresos es casi un anacronismo, una antigüedad.

Sin embargo todavía existen los amantes del libro impreso, quienes no han perdido la capacidad de emocionarse con el “olor del papel” –quizás el argumento más utilizado a favor del libro tradicional, aunque al fin de cuentas es el más irrelevante por tratarse de una reacción química, como el olor de la tierra mojada o del pasto. El libro es un artículo que invita a tomarse el tiempo de revisar, releer, visitar en páginas distintas cada vez. Leer un libro tiene, como es evidente, su encanto.

En la otra esquina, tenemos al e-book, el sueño logrado del amante de los gadgets modernos. La Tablet que permite contener decenas y hasta cientos de páginas y que tiene el grosor de un folder. La gran ventaja que exhiben los e-books es justamente esa: la posibilidad de almacenar gran cantidad de libros sin que eso signifique que la mochila pese tanto que nos doble la espalda al caminar. El problema es que, como todo lo que tiene que ver con el mundo tecnológico virtual, se puede tener todo en un solo lugar y finalmente, no poder fijar la atención en una sola cosa. Como resultado viene la dispersión, la atomización de los conocimientos y la permanente tentación de hacer click en un vínculo que te llevará inmediatamente a otra cosa sin haber terminado la anterior.

Por su puesto que ambos mundos no se excluyen el uno al otro. Se puede leer libros tradicionales en casa, a la luz de un farol, una tarde de fin de semana. Y se puede leer un e-book en el transporte público (amarrado al cuello para evitar a los amigos de lo ajeno), sin que haya un ganador en este “versus” lector. Hay quienes encuentran ventajas y desventajas concretas para uno y otro sistema de lectura, pero en realidad todo es cuestión de costumbre.

Ventajas del libro tradicional: se pueden coleccionar y poseer, son perdurables, son fáciles de usar (solo se necesita saber pasar las páginas), son artículos que nos conectan con la historia y la evolución de la humanidad, tienen vida propia, leer en papel fija mejor los conocimientos, se pueden prestar y regalar, no hay que recargarlos pues no depende de una batería, llaman a la aventura, al descubrimiento.

Ventajas del e-book: no ocupan espacio en estanterías enormes, su peso se calcula en Megabytes y no en kilos, son novedades tecnológicas que proveen status, son de bajo costo, de fácil acceso, puedes leer y al mismo tiempo ver videos, interactuar con otros lectores, puedes hacer anotaciones sin malograrlo, puedes adaptar el tamaño de las letras a tu comodidad.

(Visited 62 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>