¿Qué son las novelas “distópicas”?: Una lista de 10 novelas que predicen el futuro

distopiaLa palabra “distopía” no existe en el diccionario. Sin embargo, su uso permanente como escenario contrario a la “utopía” se ha generalizado a partir de diversas obras artísticas (videojuegos, comics, películas pero principalmente novelas) de la era moderna en que se crea una sociedad catastrófica, donde todo es oscuro y pesimista. Al ser la utopía el sueño optimista -y generalmente irrealizable- por el cual las sociedades luchan y un estado de tranquilidad al que todos aspiran, las novelas distópicas se acercan más a la realidad ya que muestran lo que realmente ocurre (o podría ocurrir) cuando los instintos, las ambiciones y los antivalores humanos se imponen al soñado y cada vez menos comun, humanismo y todas sus connotaciones espirituales. La distopía se ha convertido, en suma, en un género que combina la ciencia ficción con el análisis sociológico y político. En la actualidad muchas de estas novelas distópicas, que han dado origen en algunos casos a exitosas películas de cine, son consideradas no solo futuristas en cuanto a que fantasearon con lo que podía ocurrir en años posteriores a aquel en el que se escribieron, sino que además fueron premonitorias, habida cuenta de los problemas que vemos hoy en el mundo, muchos de los cuales fueron descritos por estos escritores desde su imaginación prodigiosa. Esta es una lista de algunas de las más conocidas:

1. 1984 (George Orwell, Inglaterra,1948)

Quizá este sea el texto distópico más famoso que existe. La historia sigue de cerca a Winston Smith, un hombre cualquiera viviendo en el mundo controlado y opresivo de la posguerra. Tan solo pensar en contra del Partido es considerado un “crimen del pensamiento”. No hay más escapatoria que amar incondicionalmente al Gran Hermano.

2. Un Mundo Feliz (Brave new world, Aldous Huxley, Inglaterra, 1932)

Originalmente, Huxley buscaba burlarse de algunas de las historias utópicas de H. G. Wells, creando un futuro donde una sociedad de castas es reforzada por la capacidad de generar mejoras genéticas en los fetos. Este mundo es una utopía irónica, la guerra y la pobreza han sido erradicadas, por fin todo el mundo es feliz. Pero este estado solo se ha alcanzado al eliminar las estructuras humanas más básicas, como la familia, la diversidad cultural, el arte y la filosofía.

3. Fahrenheit 451(Ray Bradbury, EE.UU., 1953)

Guy Montag es un bombero, lo que en esta versión alterada de Estados Unidos significa que tiene la tarea de quemar cualquier libro no autorizado (lo cual quiere decir casi todos los libros existentes). En este mundo que se parece tanto al totalitarismo stalinista o hitleriano solo algunas obras muy breves están disponibles para el público y el flujo de realidad disponible a través de los televisores es estrictamente controlado. A lo largo de la historia, Montag se da cada vez más cuenta de las atrocidades que su sociedad está cometiendo y, eventualmente, se une a un movimiento de resistencia que memoriza libros para poder pasarlos a las generaciones futuras.

4. El fantasma en la celda (Ghost in the shell, Masamune Shirow, 1989)

Motoko Kusanagi es una detective encargada de perseguir crímenes tecnológicos. Su cuerpo y su cerebro han sido sustituidos por un soporte mecánico; es un cyborg, pues aún conserva su Ghost, su identidad, eso etéreo que genera la autoconciencia y que puede migrar de un cuerpo a otro. Sin embargo, es ineludible el conflicto de ser más máquina que un ser humano. Kusanagi debe perseguir a un criminal conocido como “Puppet Master”, el cual es un peligroso ghost hacker, alguien capaz de irrumpir y tomar control de la mente de los otros. Este libro dio origen a una interesante saga de ciencia ficción en dibujos animados, que en japonés se conocen como manga.

5. Nosotros (We, Yevgeni Zamiatin, Rusia, 1921)

Muchos llaman a Zamyatin el padre de la novela distópica. El panorama no se ve tan mal: la producción de los bienes comunes está calculada para satisfacer a todos por igual, todos los vicios del mundo han sido reprimidos y todo ha sido debidamente controlado por el Partido Único, cuyo líder es el Benefactor. Pero las personas ya no llevan nombres sino números; todo clase de intimidad ha sido reprimida; las casas y edificios son de cristal para que los guardianes puedan ver lo que se hace dentro

6. V de venganza (V for vendetta, Alan Moore/David Lloyd, Inglaterra, 1989)

V de Vendetta es una novela gráfica publicada en diez entregas, escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd, quien llevaría a cabo las labores de apoyo en el concepto y en el guión de la película basada en esta novela. El argumento de la serie está situado en un futuro distópico de finales de la década de los 90. La historia está ambientada en Gran Bretaña durante un futuro cercano y tras una guerra nuclear parcial, con gran parte del mundo destruido. En este futuro, un partido fascista ostenta el poder en el Reino Unido. Un misterioso revolucionario apodado “V”, oculto tras una máscara de Guy Fawkes, empieza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar el gobierno e incitar a la población a adoptar un modelo político-social diferente.

7. Rebelión en la granja (Animal farm, George Orwell, Inglaterra, 1945)

Esta obra es una fábula mordaz sobre la corrupción del socialismo soviético en los tiempos de Stalin. En la ficción de la novela un grupo de animales de una granja expulsa a los humanos y crea un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en una tiranía brutal. Orwell, un socialista democrático y durante muchos años un miembro del Partido Laborista Independiente, fue un crítico de Stalin. La obra constituye un análisis de la corrupción que puede surgir tras toda adquisición de poder, en cualquier nivel.

8. Yo, Robot (I, Robot, Isaac Asimov, Rusia,1950)

Yo, Robot es una colección de relatos en los que se establecen y plantean los problemas de las tres leyes de la robótica que son un compendio fijo e imprescindible de moral aplicable a supuestos robots inteligentes. Los relatos plantean diferentes situaciones a las que tendrán que enfrentarse distintos especialistas en robótica y en las que se plantean paradojas e ingeniosos ejercicios intelectuales que indagan sobre la situación del hombre actual en el universo tecnológico. La protagonista de varias de las historias es Susan Calvin, experta en robopsicología. De igual modo se inspiró una película de 2004 con el mismo nombre, Yo, Robot dirigida por Alex Proyas y protagonizada por el actor Will Smith.

9. Ensayo sobre la ceguera (Ensaio sobre a cegueira, José Saramago, Portugal, 1995)

Esta obra del Premio Nobel de Literatura en 1998 es uno de sus libros más conocidos, junto con Todos los nombres y El Evangelio según Jesucristo. Saramago la definía como “la novela que plasmaba, criticaba y desenmascaraba a una sociedad podrida y desencajada”.

10. El planeta de los simios (La planète des singes, Pierre Boulle, Francia, 1963)

Esta novela francesa se hizo mundialmente famosa a través de sus adaptaciones al cine y la televisión. La primera de ellas protagonizada por el actor Charlton Heston data de 1968 y posteriormente, tras una exitosa temporada como serie de televisión (conservando los efectos y muchos de los actores de la película original), se reestrenó en el siglo 21 hasta en tres oportunidades con mayores adelantos computarizados. La historia de un mundo dominado por los simios ha cautivado a más de una generación.

¿Qué es exactamente la distopía?

El concepto de “distopía” proviene de la cultura anglosajona. En cuanto a la etimología, el término se acuñó a partir de los términos del griego antiguo “düs” que significa “prefijo de sentido negativo” y “tópos”, es decir “lugar, paisaje, escena”. De acuerdo con el Oxford English Dictionary, el término fue acuñado a finales del siglo XIX por John Stuart Mill. La distopía es un término antónimo de utopía, según el cual la realidad transcurre en términos antitéticos a los de una sociedad ideal, representando una sociedad hipotética indeseable. Se atribuye la primera utilización del término “distopía” que existe documentada a John Stuart Mill, en un discurso de una intervención parlamentaria en 1868.

(Visited 405 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>