Recomendaciones de seguridad para estas Fiestas Navideñas

Recomendaciones de seguridad para estas Fiestas NavideñasCada año, la delincuencia se supera a sí misma en términos de agresividad, ausencia de escrúpulos y perfeccionamiento en sus técnicas para hacernos pasar un mal rato. Por ello no debemos dejar ningún cabo suelto al momento de tomar medidas de seguridad y proteger nuestra integridad física y pertenencias. Muchas veces, somos nosotros mismos los culpables al ponernos en una situación de abierta desventaja frente a la ferocidad de estos maleantes que son capaces de cualquier cosa con tal de salirse con la suya. Por ejemplo, ir caminando por la calle distraídos, mirando la pantalla del celular o la tablet, es facilitarle las cosas al carterista o ladronzuelo que viene mirando en todas las direcciones, buscando a su próxima víctima. En esta nota les damos algunas recomendaciones ahora que se acercan las gratificaciones y salidas a comprar. A tomar nota…

En estas épocas navideñas, los buenos sentimientos y los adornos en calles y casas se combinan con aspectos más mundanos y peligrosos, que debemos tener en cuenta al salir a hacer nuestras compras. Lamentablemente no todos los seres humanos se contagian del llamado “espíritu navideño” sino que, por el contrario, y en medio de la locura colectiva que reina en los centros comerciales, mercados y agencias bancarias de nuestras ciudades, andan al acecho esperando el menor descuido, distracción o apuro para hacer de las suyas.

Las gratificaciones que, tanto en julio como en diciembre, nos permiten contar con un poco más de efectivo para estas festividades, son el blanco de muchos “amigos de lo ajeno” que, a medida que pasan los años, perfeccionan y sofistican sus métodos para conseguir sus objetivos. Depende de las precauciones que nosotros tomemos para evitar un mal rato que arruine la Navidad y no solo eso, sino que ponga en peligro nuestra integridad y la de nuestras familias.

En ese sentido, les ofrecemos algunas simples recomendaciones para nuestros asociados. No son grandes secretos ni descubrimientos, se trata únicamente de tener presente que, detrás de un llamativo árbol de Navidad o de una interminable cola en el cajero, puede haber un “marca” escondido, una banda magnética estratégicamente colocada para copiar la información de su tarjeta de crédito o un inescrupuloso carterista dispuesto a todo con tal de llevarse sus pertenencias:

a) Manténganse alerta: es necesario tener los ojos bien abiertos. El calor, el cansancio y las ansias por terminar sus actividades no deben distraerlo nunca. Los ladrones saben en qué momento uno se convierte en candidato perfecto para sus oscuros propósitos.

b) Nunca salga de compras solo(a): sea que vaya al Mercado Central o al Jockey Plaza, jamás haga compras navideñas sin compañía, menos aun si tiene muchas cosas que adquirir y transportar. Todos los locales comerciales del Perú son riesgosos.

c) Vaya a hacer sus compras lo más cómodo(a) posible: nada de carteras, joyas, maletines vistosos o zapatos de taco. Cuando se trata de dar vueltas por un mercado, supermercado, centro comercial, etc; lo mejor es estar en zapatillas y ropa ligera.

d) Precauciones con el dinero: si retira efectivo de un cajero o de una agencia bancaria, hágalo de preferencia en lugares que usted conozca bien (cerca de su casa, trabajo, etc.) y hágalo antes de emprender la incursión en algún centro comercial o mercado. La aglomeración en estos lugares es el lugar perfecto para ser víctima de seguimiento, clonación de tarjetas o asaltos. Si utiliza solo tarjeta de crédito, nunca la pierda de vista ni acepte ayuda de nadie para usarla.

e) No exhiba sus objetos personales: sea que vaya caminando, en un taxi o unidad de transporte público, no sostenga largas conversaciones telefónicas pues lo mantienen distraído y es fácil blanco de quien pretenda arrebatarle su equipo celular, tablet, o lo que esté utilizando en ese momento.

f) No revise sus mensajes o “chatee” mientras camina por la calle: esta práctica, tan común entre los jóvenes actualmente, es una de las mejores oportunidades para que un ladrón concrete sus oscuros propósitos. Nada puede ni debe ser tan urgente que merezca ponerse en riesgo con tanta facilidad.

g) Si retira dinero del cajero automático: no acepte ayuda de ningún extraño. Haga sus retiros en zonas conocidas, iluminadas y en compañía de un familiar o amigo de confianza. Si retira dinero de ventanilla, no tome taxi frente a la puerta del banco.

h) Si usted es víctima de un asalto: no oponga resistencia ni mire a los ojos a su(s) atacante(s). Nada -ni cantidades de dinero ni aparatos- es más importante que su vida o salud física. Los asaltantes son cada vez más feroces y capaces de dispararle por una cantidad menor.

Una vez superado el trance de las compras previas a la fecha principal, ya puede usted relajarse y entregarse a la verdadera alegría de la Navidad, compartiendo en familia y disfrutando de su compañía. Pero antes, cuide sus espaldas como si estuviera en una guerra. Es la única forma de asegurar una Feliz Navidad para su familia.

(Visited 286 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *