Reflexiones Magisteriales: Sobre el 12 de septiembre

Reflexiones Magisteriales: Sobre el 12 de septiembreHace 25 años, un impecable trabajo policial atrapó al personaje más siniestro de nuestra historia reciente, el líder de la organización terrorista que sumió en el dolor a miles de familias a nivel nacional, y que -hasta ese momento- se había convertido en un prófugo sumanente escurridizo, protegido por sus secuaces, jóvenes a quienes había convencido de respaldar y ejecutar sus macabros planes. Los agentes del Grupo Especial de Inteligencia del Perú-GEIN, un conjunto de investigaores y policías de élite que ya había realizado otras nueve operaciones exitosas, capturó el 12 de septiembre a Abimael Guzmán Reinoso y lo entregó a la justicia, que lo condenó a cadena perpetua. Contémosle esta historia a nuestros alumnos para que nunca olviden lo que significó el terrorismo durante la década de los 80 y no se confundan con sus nuevas versiones, disfrazadas de ideologías "políticas".

¿Por qué es importante que los maestros hablemos con nuestros alumnos de Secundaria de esta historia? Porque, como hemos visto en los útlimos días, con el recuerdo de atentados como el de la calle Tarata en Miraflores y la reciente liberación, por cumplimiento de pena, de la bailarina Maritza Garrido-Lecca, que puso su vivienda al servicio de Guzmán y su cúpula más cercana, para esconderlos, la información que a veces se difunde a través de redes y medios de comunicación convencional no contribuye a que las nuevas generaciones entiendan las terribles dimensiones que adquirió el conflicto armado en el que murieron miles de peruanos, y vean las cosas como si se tratar de un tema ligero, menor.

Como han coincidido diversos analistas y expertos, este día debería conmemorarse como día nacional, pues representa el final de una era marcada por la violencia más brutal y despiadada que afectó a nuestros compatriotas en zonas del interior. Familias enteras que vieron como el fuego cruzado entre terroristas y militares terminaban con la vida de sus hijos. La captura de Abimael Guzmán fue el inicio del fin de Sendero Luminoso como organización armada. Posteriormente, aun cuando ya no se ha repetido esa situación en este cuarto de siglo que ha pasado, sus nexos con el narcotráfico hacen que las fuerzas del orden deban mantenerse siempre alertas.

Otro motivo por el que este caso, del cual muchas personas tienen aun recuerdos vívidos, debe ser conocido por la comunidad docente es que la ideología terrorista encontró en las escuelas de diversos niveles -secundarias, pre-universitarias y superiores- de la época, su principal campo de acción para reclutar a jóvenes que al no contar con información ni personalidad suficiente, fueron convencidos de que aquella locura violenta era admisible como solución a las injusticias que hasta hoy padece nuestro país en diversos aspectos. Desde las aulas debemos contar esta historia y dejar claro a las nuevas generaciones que ninguna clase de violencia debe admitirse en la vida social y política de la nación.

Las actitudes exageradas de la prensa frente a la salida de prisión de Maritza Garrido-Lecca son una muestra de la falta de visión de algunos sectores del periodismo, que confunden la información al detalle y en tiempo real con un espectáculo que contribuye a relativizar y confundir a quienes recién toman contacto con estos temas, precisamente, nuestros estudiantes. Aprovechemos esta coyuntura noticiosa para explicar y enterarnos bien sobre qué significó aquel 12 de septiembre. Las crónicas y videos de la época están en internet. Pero las ideas y explicaciones deben salir de nosotros mismos, de nuestro criterio y sentido de la democracia, la convivencia tolerante y el respeto alas leyes.

(Visited 36 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *