Rita Carrillo Montenegro: Una pérdida grande para la educación peruana

Rita Carrillo MontenegroTal y como ocurre con los personajes de la historia cuyos nombres son usados en calles y establecimientos, colegios y hospitales, pero que representan muy poco o nada para la gran mayoría de personas, a pesar de haber contribuido de manera notable a la construcción de nuestro país; así también hay maestros y maestras que dedican toda su energía vital y vocación profesional a mejorar, desde sus aulas o conferencias en sectores marginados, urbanos y rurales, la educación con sus ideas revolucionarias, su defensa inalterable de valores, principios y derechos, desde el voluntario anonimato y la ausencia de ambiciones políticas o económicas. Es el caso de Rita Carrillo Montenegro, educadora y coordinadora de la línea de Educación en Áreas Rurales y Desarrollo Docente de Foro Educativo, quien falleció, víctima del cáncer, el pasado 16 de febrero. Integrante del colectivo Río de Arte, educadora de arte y especialista en formación docente, coeducación y atención a la diversidad, deja tras de sí un frondoso legado a quienes fueron sus alumnos y colegas. Aquí presentamos una de las tantas entrevistas que circulan en internet:

¿Las mujeres se han posicionado sólidamente en ámbitos como la educación, el trabajo y la familia?

Creo que las mujeres en general nos hemos ido posicionando cada vez mejor y de manera sostenida en la educación, el trabajo y la familia. Los imaginarios sobre las mujeres y los hombres se van moviendo, con lentitud, pero se mueven y eso ha permitido que las familias y los centros de trabajo se adapten, no sin conflicto, a la emergencia de las mujeres en terrenos antes limitados a los hombres.

Pero en los matices se encuentran nuestras diferencias, es decir, me es difícil reflexionar en la generalidad, pienso en las mujeres de aquí y allá, de muchas pieles y culturas, de variadas condiciones. Por ejemplo las mujeres afroperuanas, las mujeres pobres, las adineradas, las lesbianas, las de clase media, las mujeres con discapacidad y con ello a las mujeres del variado ande, de la amazonía, de las diversas urbes. Entonces te digo que este proceso de posicionamiento en lo educativo, laboral y familiar es diverso también.

En materia educativa, ¿las mujeres tienen un verdadero y real acceso a la educación?

En el acceso a la educación sí podemos decir que se asegura (leyes, normas y vigilancia social), en esto se avanzó mucho pero hay limitaciones graves relacionadas a la permanencia y la culminación del nivel secundario y superior. Aquí la menarquia y la sexualidad de las niñas y adolescentes en conjunción con los patrones y mandatos culturales sobre la edad para la reproducción y conformación de familias juegan un rol.

Lo anterior, no debería poner en cuestión la permanencia y culminación de estudios, pero en la realidad sucede. La maternidad adolescente y la permanencia en la escolaridad es una problemática que intenta atenderse (no se puede legalmente separar de la escuela a una madre adolescente) pero con limitaciones que residen en la cultura escolar y de las familias, que muchas veces expulsan simbólicamente a las adolescentes madres.

Otra situación es la orientación profesional. Aún cuando las mujeres hemos también irrumpido y accedemos a profesiones no tradicionales para nuestro sexo (ingenierías por poner un ejemplo) aún la orientación pasa por filtros sutiles que levan a la mayoría de adolescentes a optar tímidamente por las ciencias, la robótica, las ingenierías “duras” y qué decirte de la educación inicial, obstetricia, y otras profesiones donde la ausencia de hombres es llamativa.

¿Qué se debe hacer para incorporar a todas las mujeres en un plan educativo más democrático?

Para incorporar a las mujeres en un amplio espectro de posibilidades y oportunidades es necesario incorporar a los hombres en otros espacios, o los mismos, pero desde otras expectativas y rutas. Por ejemplo, no imagino la reducción y erradicación del feminicidio sin una educación sentimental, afectiva y relacional de respeto y valoración, mientras el deseo de posesión sobre las mujeres no sea deconstruido en el imaginario de los hombres estas cosas se repetirán. Así mismo, mientras las mujeres, desde la casa y en la escuela, no identifiquen en sus experiencias afectivas y amorosas, señas de conductas posesivas –revestidas de cuidado y ternura- en sus amistades y enamorados, se podrán encontrar con experiencias muy dolorosas.

¿Cuáles son los temas de agenda que requieren de una urgente atención?

En el ámbito educativo los temas pendientes y urgentes son: el tratamiento de la afectividad y la diversidad en la escuela. Un trabajo prioritario en el tratamiento de las diversidades existentes desde la perspectiva del derecho y la igualdad de oportunidades (discapacidad, etnicidad, sexualidad y erotismo diverso, lenguas…) Las mujeres y los hombres de nuestro país tienen el derecho de aprender en su lengua materna y aprender bien la lengua de “consenso”. Así, entre comillas.

(Visited 730 times, 1 visits today)

One Response to Rita Carrillo Montenegro: Una pérdida grande para la educación peruana

  1. Jessica dice:

    Más que un comentario es sentir una pérdida tan valiosa para la educación y los valores que se han ido perdiendo a través del tiempo. Siento que fue ayer una de sus clases y visitas guiadas que nos hacia hacer a diferentes museos, esa lucha esa entrega, quizá ni palabras tenga para describir lo que siento al enterarme la pérdida de mi maestra y consejera. Nunca te olvidaremos Rita Carrillo. Descansa en paz, ilumínanos para ser aunque sea un poquito de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *