Stephen Hawking: Un científico peculiar

Stephen HawkingHasta hace unos años Stephen Hawking era un perfecto desconocido para la cultura popular. Sus investigaciones teórico-científicas y sus cuestionamientos acerca del origen de la vida y la materia, así como las interesantes revelaciones sobre el comportamiento de las estrellas, los agujeros negros, el big bang y otros fenómenos siderales, las cuales viene desarrollando desde los años 70, fueron moneda corriente en revistas especializadas de astrofísica y a menudo sirvieron de insumos para la literatura y el cine de ciencia ficción, pero ha sido recién en los últimos diez años que se han convertido en parte del lenguaje profesional, debido a su mayor presencia en medios de comunicación, documentales y publicaciones, muchas de las cuales son sus propios libros, convertidos hoy en best-sellers en todo el mundo. Esta popularidad también es producto del personaje en sí mismo: considerado “el hombre más inteligente del mundo” en varias oportunidades, padece de una extraña discapacidad degenerativa -conocida como la Enfermedad de Lou Gehrig- que le impide movilizarse por sí mismo (lo hace con una silla de ruedas) y hasta hablar, para lo cual utiliza un aparato generador de voz de alta tecnología. Esto lo convierte en la perfecta paradoja que se suele establecer entre entre desarrollo de la inteligencia y el desarrollo corporal, conceptos opuestos en estos tiempos. Esta semana cumplió 73 años.

Stephen William Hawking, astrofísico, cosmólogo y controversial científico británico, nació un 8 de enero de 1942. Ha dado importantes aportes, junto a Roger Penrose, con sus teoremas respecto a las singularidades espaciotemporales en el marco de la relatividad general. También se le conoce por la predicción teórica de que los agujeros negros emitirían radiación, y por sus investigaciones sobre el origen del universo.

Hawking, hoy a sus 73 años, padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que se ha ido agravando con el paso del tiempo, hasta dejarlo casi completamente paralizado, llegando a comunicarse gracias a un aparato generador de voz. A pesar de estar postrado en una silla de ruedas, su capacidad de inteligencia se ha desarrollado tanto que ha llegado a ser uno de los científicos más influyentes en la actualidad.

Stephen nació en Oxford, lugar donde sus padres se mudaron, en busca de un lugar con mayor seguridad para la gestación de su primer hijo, ya que en esos años, Londres se encontraba bajo el ataque de la fuerza aérea nazi, durante la Segunda Guerra Mundial. Tiene dos hermanas menores y un hermano adoptado. Su padre también era científico y encabezaba la división de parasitología del Instituto Nacional de Investigaciones Médicas en Londres.

Durante su época escolar era un alumno promedio. Hawking quiso estudiar matemáticas, pero su padre quería que accediera al University College de Oxford, como él. Así que entró a estudiar Ciencias Naturales y consiguió una beca. Se especializó en física cuántica. Durante su periodo en la universidad estuvo en el equipo de remo, deporte que lo distraía del aburrimiento que sentía.

Después de recibir su título en Oxford en 1962, realizó sus estudios de postgrado en el Trinity Hall de Cambridge. Obtuvo su doctorado en Física en Cambridge en 1966 y tiene más de una docena de títulos honorarios, como ser miembro de la Real Sociedad de Londres, de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Ha sido galardonado con la Orden del Imperio Británico (grado CBE) en 1982, con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989, con la Medalla Copley en 2006 y con la Medalla de la Libertad en 2009.

Su interés científico se centró en el campo de la relatividad general, en particular en la física de los agujeros negros. En 1971, afirmó que la formación del big bang dio numerosos objetos, denominados miniagujeros negros, que contendrían alrededor de mil millones de toneladas métricas de masa, pero ocuparían solo el espacio de un protón, circunstancia que originaría enormes campos gravitatorios, regidos por las leyes de la relatividad.

En 1974 propuso, de acuerdo con las predicciones de la física cuántica, que los agujeros negros emiten partículas subatómicas hasta agotar su energía, para finalmente estallar. Tres años más tarde fue nombrado profesor de Física Gravitacional en Cambridge, donde dos años después, obtuvo la cátedra Lucasiana de Matemáticas, la misma que ocupó Isaac Newton hace 300 años.

Hawking tiene varias obras y escritos que recogen las explicaciones de sus teorías científicas, como The Large Scale Structure of Space-Time (La estructura a gran escala del espacio-tiempo, 1973), Superspace and Supergravity (Superespacio y supergravedad, 1981), The Very Early Universe (El universo primigenio, 1983), y el best-seller Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros (1988), entre otros.

Cree en los extraterrestres y siempre se ha considerado escéptico con respecto a Dios como creador de la vida y del universo.

http://curiosidades.batanga.com/4367/curiosidades-desconocidas-sobre-stephen-hawking

(Visited 233 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *