Túpac Amaru II: Historias nuevas de un personaje antiguo

José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru IIEste 19 de marzo se cumplen exactamente 273 años del nacimiento de José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II, el revolucionario cusqueño que, de la mano de su esposa, la aguerrida y valiente Micaela Bastidas, natural de Abancay, hizo temblar a los colonizadores españoles con un levantamiento que fue considerada como la más grande rebelión indígena del siglo 18. A través de más de dos siglos, la imagen de Túpac Amaru II -llamado así porque era descendiente de Túpac Amaru, el cuarto inca de Vilcabamba- ha sido tomada desde diversos ángulos y anotaciones históricas, que van de una personalidad mesiánica y benefactora a un perfil más orientado a sus intereses personales, debido a que se trataba de un curaca adinerado que se dedicaba al comercio, aunque siempre visto como un héroe por su afán libertario. Sin embargo, con la aparición de un conocido -y hoy extinto- grupo terrorista que tomó su nombre para identificarse, hoy los jóvenes no tienen idea de quién fue realmente Túpac Amaru II y se conforman con la poca y repetitiva información que sobre él aparece en los libros de historia para escolares. De aparecer en billetes y ser símbolo de peruanidad, el concepto Túpac Amaru II se transformó en algo amenazante, que nos recuerda una de las peores y más peligrosas épocas de nuestra historia reciente. El año pasado, un reconocido historiador norteamericano experto en temas relacionados al Perú publicó The Tupac Amaru Rebellion, libro muy comentado en la comunidad académica mundial por las nuevas luces que arroja sobre la figura de José Gabriel Condorcanqui.

La historia cuenta que Túpac Amaru II, José Gabriel Condorcanqui, fue ejecutado cruelmente por los españoles, quienes ataron sus extremidades a cuatro caballos que jalaron hasta desmembrarlo. Esta oscura pena de muerte, digna de una película de horror, fue transformada por el imaginario infantil popular que convirtió este final doloroso en un juego, sin llevarlo desde luego a sus extremos fatales. Así, al “apanado” y el “callejón oscuro” se unió el “tupacamaru” como juego físico de castigo, según el cual cuatro niños sujetan al quinto, el castigado, de brazos y piernas y lo lanzan después de darle algunas vueltas.

La rebelión de Túpac Amaru II ha sido motivo de múltiples estudios, serios y rigorosos, de investigadores peruanos destacados como María Rostworowsky, Alberto Flores Galindo, Luis E. Valcárcel, entre otros; quienes de una u otra forma han contribuido a la legendaria rebelión, desinteresada e indigenista, de José Gabriel y Micaela, que fue inmediatamente sofocada y cruelmente aplastada por el ejército español que no solo ejecutó al líder sino también a su fiel y estratégica esposa, una de las mujeres peruanas más recordadas por la historia.

Pero con el tiempo, los rigores fueron desapareciendo y Túpac Amaru II se fue convirtiendo en especie usada por la cultura popular, aveces inclusive con fines políticos y proselitistas, cuando no violentos. Así, el gobierno de Juan Velasco Alvarado popularizó la clásica imagen del rebelde curaca, de pelos largos y sombrero típico cusqueño, que décadas después fuera adoptada por el infame grupo terrorista MRTA, ya desaparecido. También fue usado en los billetes de 500 intis, durante el primer gobierno de Alan García. Hasta grupos revolucionarios extranjeros, del Uruguay, específicamente, tomaron su nombre como base para su grupó terrorista y político, denominado Movimiento Nacional de Liberación Tupamaros, del que surgiera el ex presidente de ese país, hoy admirado por sus hábitos frugales y austeros, José “Pepe” Mujica.

El mundo del arte también vio en Túpac Amaru II un tema de inspiración: en 1984, el cineasta peruano Federico García dirigió su recordada película Túpac Amaru, en que el conocido actor Reynaldo Arenas hizo del revolucionario. Asimismo, los músicos peruanos Édgar Valcárcel y Armando Guevara Ochoa han compuesto Canto Coral a Túpac Amaru (1965) y Sinfonía Número 5 (1980), respectivamente. Pero no solo en manifestaciones de arte serio se ha visto la impronta de Túpac Amaru II: un conocido rapero norteamericano de pésimo final -fue asesinado a balazos por sus vínculos con diversas actividades criminales- se hacía llamar Tupac Amaru Shakur, para luego reducir su nombre a 2Pac. Su verdadero nombre era Lesane Parish Crooks.

El año pasado, el conocido investigador e historiador de la Universidad de California, Charles F. Walker, publicó The Tupac Amaru Rebellion (La rebelión de Túpac Amaru), un libro que ha ocasionado admiración por su profundo conocimiento y relectura de archivos históricos, resaltando el papel de Micaela Bastidas y recuperando la imagen de José Gabriel Condorcanqui como ser humano y no como superhéroe infalible, con temores e intereses genuinos y comprensibles al liderar una rebelión que fue sangrienta y despiadada.

Lo cierto es que no es la primera vez que Walker toca el tema pues en 1999 había publicado Smoldering Ashes: Cuzco and the Transition from Colony to Republic, 1780-1840 (Cenizas ardientes: Cusco y la transición de la Colonia a la República, 1780-1840), que en su edición en español recibió el título de De Túpac Amaru a Gamarra: Cusco y la creación del estado republicano. The Tupac Amaru Rebellion aun no tiene versión en español, pero el Instituto de Estudios Peruanos ha anunciado que está planificando encargarse de esa tarea. Esperemos que sea pronto realidad para que todos los peruanos tengan acceso a esta nueva información sobre uno de los personajes capitales de nuestra identidad como nación.

(Visited 576 times, 1 visits today)

2 Responses to Túpac Amaru II: Historias nuevas de un personaje antiguo

  1. Diego dice:

    Muy Buen aporte historico de Tupac Amaru II, ojala se pueda insertar como una identidad viva para transformar positivamente nuestro pais. Agradecidos estamos por su aporte; pero aun falta mas transversalidad.

  2. REYNALDO NAUPAY IGREDA dice:

    Nunca en mi educación secundaria me mencionaron a Tupac Amaru I,cuando ahora tengo 68 años y en la obra del uruguayo Sr EDUARDO GALEANO, me entero que fué decapitado en 1575…llevado su cabeza y cuerpo a distintos lugares, dejando la esperanza de que algun dia se unieran.Me entrisecio de conocer esto a esta altura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *