¿Y quién fue Javier Heraud?

Javier HeraudEste 15 de mayo se conmemora un aniversario más del precoz fallecimiento de Javier Heraud Pérez, apenas a los 21 años, ocurrido en Madre de Dios al ser abatido por la policía que lo perseguí a él y su compañero Alaín Elías, ambos integrantes del grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN). Había sido alumno sobresaliente de la Universidad Católica y adquirió sus ideas políticas luego de sendos viajes a Rusia, Cuba y China, en los que pulió su sensibilidad poética y solidificó su pensamiento orientado hacia lo social y lo que se consideraba justo en ese tiempo. Su radicalización, quizás motivada por su juventud y entusiasmo, lo llevó a cumplir funciones operativas de alto riesgo, como en la que se encontraba al momento de su muerte. Esto motivó que sobre su figura se encendieran diversas mitologías y prejuicios, los cuales no alteraron, afortunadamente, la valoración de su poesía, su verdadera pasión. Actualmente, Javier Heraud tendría 73 años de edad y quién sabe qué clase de literatura y activismo público habría desarrollado este personaje que es todo un símbolo para las posteriores generaciones de poetas, que ven en su legado -contenido en los dos poemarios que publicó en vida, El río y El viaje, en 1960 y 1961, respectivamente- fuente de inspiración y respeto. En esta nota de la web Redacción 360 podemos ver quién fue Javier Heraud

Javier Heraud Pérez, nació el 19 de enero de 1942 en la ciudad de Lima. Fue el tercero de seis hermanos, sus padres fueron Jorge Heraud Cricet y Victoria Pérez Tellería de Heraud. En 1947 estudio la etapa pre-escolar en el Colegio de Los Sagrados Corazones de Belén. En 1948 a los seis años, ingresaría al primer año de Primaria en el Colegio Markham, institución en la cual desarrollaría toda su formación escolar. Al culminar el colegio quedo en segundo puesto en aprovechamiento en toda su promoción, pero obtuvo el primer puesto en literatura. Publicó en la revista del colegio sus primeros poemas los cuales tituló “cinco poemas de angustia y uno de amor”.

A los dieciocho años ejercía el cargo de profesor de Inglés y Castellano en el Colegio Melitón Carbajal y posteriormente en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe. En 1958 ingresa en el primer puesto a la Facultad de Letras de la Universidad Católica del Perú. Teniendo como jurado al reconocido historiador Raúl Porras Barrenechea, el cual quedaría fascinado con los puntos obtenidos por Javier y por la gran cantidad de libros que había leído para su edad. En la universidad, Heraud refuerza su vocación poética con la gran influencia de sus profesores entre los cuales podemos nombrar a Washington Delgado, Luis Jaime Cisneros y Javier Sologuren. Los estudios que realizo por cuatro años fueron de cursos generales, letras y literatura.

En 1960 publicó su primer poemario El Río, el cual fue auspiciado por la Universidad Católica del Perú, y fue muy bien recibido por la crítica. El libro estaba escrito en verso libre se incorporó de inmediato a la nueva vanguardia de la poesía peruana. En el mes de diciembre del mismo año, publica su segundo poemario titulado El Viaje, con el cual participa en el concurso El poeta joven del Perú organizado por la revista Cuadernos trimestrales de Poesía, de Trujillo. Ganó y compartió el primer puesto con su amigo César Calvo.

Heraud se matriculó en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en 1961, para estudiar Derecho, en dicha casa de estudios pudo conocer a más poetas y participar en diversos recitales. Al ser un ferviente simpatizante de la Revolución Cubana, el 16 de enero se inscribió en un partido político llamado Movimiento Social Progresista (MSP) el cual estaba integrado por grandes intelectuales peruanos de la generaciones del 50 y 60.

El 20 de julio viajó a la ciudad rusa de Moscú, como integrante del Foro Mundial de la Juventud y representando al MSP, posteriormente viajó a Francia y conoció la tumba del poeta César Vallejo, uno de los artistas que más influyó en su forma de escribir. Regresó a Lima el 20 de octubre.

En dicho viaje por Europa reafirmó su pensamiento político y su inclinación a la ideología comunista. Todo esto hizo que en 1962, presentara su renuncia al MSP. En marzo obtuvo una beca para estudiar cinematografía en Cuba. Al llegar a La Habana y ver el apogeo de su revolución, tomó la decisión de cambiar la poesía por las armas.

En 1963 ingresó al Perú por la frontera con Brasil en el departamento de Madre de Dios como integrante de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN). Su función consistía en transportar las armas más pesadas. La policía estaba precavida por diversas zonas del territorio nacional debido a las distintas movilizaciones promovidas por Hugo Blanco y sus guerrillas. El 15 de mayo de ese año, la policía atacó la lancha donde se encontraban Javier Heraud y su compañero Alaín Elías. El poeta levantó su camisa como una señal de rendición, pero una bala perforó su espalda y salió por su pecho. Heraud cayó en la lancha, y 19 disparos más impactaron su cuerpo.

Han transcurrido más de cincuenta años de la muerte de Javier Heraud, y se ha convertido en uno de los poetas más entrañables de la literatura peruana. Muchas personas que conocieron al artista destacan las ganas a la vida y el pensamiento colectivo, en busca de un mundo más justo y equitativo. Pero resulta misterioso y sorprendente el constante tema de la muerte en sus escritos, y como pudo al igual que César Vallejo, tener un vaticinio tan cercano al momento de su muerte, como lo menciona en el poema Yo no me río de la muerte (El Viaje, 1961).

(Visited 1.360 times, 1 visits today)

One Response to ¿Y quién fue Javier Heraud?

  1. Juan Moisés Guerra Muñoz dice:

    Un gran hombre que murió tempranamente joven con el, las muchas y grandes cosas que podrían haber hecho por el Perú. Los Militares tienen una triste y negra historia a través del tiempo, miserables, desde su nacimiento y creación hecho para cuidar los intereses de los abusivos, explotadores, que mantienen hasta ahora, responsables de que Chile y otros países, se llevaran nuestro territorio del Tahuantinsuyo glorioso, no les entrenan para cuidar al pueblo por el contrario cuidan los intereses de la generación de abusivos….miserables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *