¿Y quién fue Ricardo Palma?

Ricardo PalmaRicardo Palma fue un notable y genial cronista peruano. Palma nació en Lima el 7 de febrero de 1833. El momento histórico en el que nació Ricardo Palma fue uno en el que país enfrentaba reiteradas demostraciones de insubordinación y rebeldía. Estas manifestaciones sociales afectaron el orden público y la tranquilidad social en un país profundamente convulsionado. El inventivo cronista fue descendiente de una unión libre, legitimada después de cierto tiempo (sus padres fueron Pedro Palma y Dominga Soriano). Su padre provenía de Cajabamba, en el actual departamento de Cajamarca, y viajó hasta la capital con el objetivo de trabajar como comerciante. Su madre era originaria de la villa de Cañete y por sus venas corría sangre indígena, española y negra. Mestizo, fue el término con el que el propio escritor se denominaba.

Ricardo Palma realizó sus estudios en el Colegio de Noel, en el Colegio de Orengo y el Convictorio de San Carlos. En 1848 Palma, que desde temprana edad se interesó por las letras, empezó su carrera literaria formando parte del grupo que después él mismo denominaría “la bohemia de mi tiempo”. Sus inicios en el mundo de la literatura se dieron en el campo de la poesía, pasión que practicaba simultáneamente con el oficio de periodista en diversas publicaciones periódicas.

En 1849, Palma escribió su primer drama, El hijo del sol. Esta obra teatral no se llegó a representar y aunque obtuvo algún éxito en Lima, el cronista decidió dejar de escribir teatro. Luego de experimentar con el género histórico en el libro Corona patriótica (1853), Palma empezó a escribir narraciones breves sobre múltiples temas entre los que destacan: el ensayo costumbrista y el romance histórico, ambas temáticas que constituirían el origen de sus famosas Tradiciones Peruanas.

Hacia 1853, Ricardo Palma se unió al Cuerpo Político de la Armada Peruana como oficial tercero. Dentro de la Armada, Palma prestó servicio en la goleta Libertad, en el bergantín Almirante Guisse, en el transporte Rímac y el vapor Loa. En 1857 fue separado momentáneamente del ejercicio de su cargo por haber apoyado la sublevación del general Ignacio de Vivanco en contra el gobierno de Ramón Castilla, sin embargo su participación política más importante se produjo en 1860, con ocasión del frustrado asalto a la casa del presidente, ejecutado por un grupo de civiles

Como consecuencia del fracaso en el intento golpista, Palma tuvo que dejar el país refugiándose en Valparaíso (Chile), a finales de 1860. Durante su permanencia en esta ciudad, frecuentó los salones literarios y perteneció a la Sociedad Amigos de la Ilustración. Colaboró con la Revista del Pacífico y la Revista de Sudamérica, publicación de la que llegó a ser redactor principal. En agosto de 1863 le fue concedida una amnistía que le permitió regresar al Perú.

En julio de 1864, Palma fue nombrado cónsul en el Pará, cargo que no llegó a ejercer, solicitando en cambio una licencia que utilizó para viajar en Europa. Un año más tarde retornó al Perú que ya se encontraba en conflicto con España. Participó de manera activa en el combate del Callao del 2 de mayo de 1866 como asistente de José Gálvez. Al año siguiente intervino en la sublevación del coronel José Balta. Cuando en 1868 Balta fue elegido presidente, este le otorgó el nombramiento de secretario particular.

Para 1879, año en que se declaró la guerra con Chile, Palma era uno de los escritores más reconocidos del continente americano y de habla hispana. En 1881 participó en la defensa de Miraflores, en el Reducto Nº 2, al mando del coronel Ramón Ribeyro.

Entristecido por los sucesos que enlutaron Lima con muertes, saqueos e incendios llevados a cabo por las tropas chilenas, pensó en aceptar el ofrecimiento del dueño del diario La Prensa de Buenos Aires para trasladarse con su familia a esa ciudad, y trabajar como redactor literario del periódico. Por ese entonces el presidente Miguel Iglesias lo convenció para que aceptase la dirección de la Biblioteca Nacional del Perú, que se encontraba destruida como consecuencia de la guerra. Su labor al frente de esta institución, que contaba con un presupuesto exiguo, fue destacada desde todo punto de vista.

El 28 de julio de 1884 Palma logró inaugurar la nueva Biblioteca Nacional del Perú. Siguió ocupándose de su dirección hasta 1912, cuando renunció al cargo por discrepancias con el gobierno, que nombró en su lugar al escritor Manuel González Prada, antiguo adversario de Palma.

Alejado de su labor como bibliotecario, Palma se retiró a vivir en Miraflores, donde pasó los últimos años de su vida. Murió el 6 de octubre de 1919, su legado para comprender las costumbres y ritos culturales de la época del Perú que le tocó vivir, es inconmensurable.

(Visited 2.216 times, 1 visits today)

One Response to ¿Y quién fue Ricardo Palma?

  1. Victor Sandoval Guevara dice:

    Al frente de la Biblioteca Nacional y por su indesmayable esfuerzo para obtener ayuda de cualquier lugar y persona se le conoce como el BIBLIOTECARIO MENDIGO, que en vez de ser una acción denigrante, lo convierte en un personaje histórico a favor de la cultura peruana. Tienes muchos otros méritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *