¿Y quién fue San Vicente de Paul?

San Vicente de PaulEn Surquillo funciona, desde 1956, un colegio particular católico muy conocido y prestigioso, bajo el lema “Evangelizando a los más pobres” de la Compañía de la Misión de Padres Vicentinos, instalada en más de 50 países de los cinco continentes. La figura religiosa de San Vicente de Paul está íntimamente ligada a las acciones caritativas y generosas, y la red mundial de sus representantes ha continuado con este camino desde su fundación en 1625. En sus más de 50 años de existencia ha formado 40 promociones con más de 2,000 egresados y hasta ahora es una de las instituciones educativas religiosas que aun mantienen el prestigio de su nivel académico, sobre la base de los principios elementales de la filosofía vicentina: saber, amar y evangelizar. Pero es poco lo que se sabe respecto de la vida y obra del fundador de esta compañía espiritual, San Vicente de Paul. Los invitamos a conocerlo en esta nueva entrega de “¿Y quién fue?”.


Es imposible hablar de lo que significa la caridad y el amor al prójimo sin mencionar a San Vicente de Paul. Este sacerdote francés es la personificación, por antonomasia, de la solidaridad y la dedicación de una vida consagrada a mitigar el dolor y sufrimiento de la población más pobre y desfavorecida.
No se conoce el lugar exacto de nacimiento de este santo. Algunos piensan que fue en Pouy, al sur de Francia; otros creen que vino al mundo en Tamarite de Litera, norte de España, comunidad autónoma de Aragón, un 24 de abril de 1581.

La precaria situación de sus padres, Juan de Paul y Beltranda de Moras, ambos originarios de España y progenitores de 6 hijos, obliga al joven Vicente de Paul a trabajar como pastor en la granja familiar con el objetivo de ganarse el sustento. Después de completar su educación primaria y secundaria, estudia Teología y Filosofía en Toulouse. En 1600, siendo aún un hombre muy joven se ordena como sacerdote.

Al principio, el vehemente altruista dirige todos sus esfuerzos hacia la consecución de una mejora tanto social como económica de su situación familiar, sin embargo, una estadía como tutor y maestro de los niños de la poderosa familia de los señores de Gondi cambia toda su percepción sobre la verdadera naturaleza de su vocación filantrópica. Es en las propiedades de la familia Gondi que San Vicente de Paul experimenta las condiciones de indigencia, escasez y pobreza de los campesinos, que lo llevarían a luchar con determinación y hasta su muerte contra lo que él consideraba como una injusticia.

Con la fundación de la Congregación de la Misión, en 1625, llevada a cabo gracias a una donación de dinero de la familia Gondi, San Vicente de Paul inicia una lucha constante por organizar a diferentes grupos de voluntarios, todos con el objetivo de unir esfuerzos y canalizar los medios a su alcance a fin de combatir la lacerante miseria existente en la Francia de entonces.

Junto con Luisa de Marillac crea, en 1633, la Compañía de las Hijas de la Caridad, a la que se atribuye la puesta en funcionamiento de más de sesenta casas para pobres en Francia y Polonia. En 1638, y ante la terrible situación de abandono que padecían cientos de niños en las calles de París, guía a las religiosas miembros de la Compañía de las Hijas de la Caridad en su esfuerzo por administrar trece albergues para los niños desamparados.

La influencia de San Vicente de Paul en su tiempo es tan fuerte que incluso el rey de Francia, Luis XIII, y la regente Ana de Austria, oyen sus pedidos de ayuda: ningún esfuerzo es demasiado grande para un hombre con una voluntad de servicio inquebrantable.

El religioso francés ejerció el cargo de Superior General de la Compañía de las Hijas de la Caridad hasta su muerte, logrando crear y administrar casas de ayuda tanto en Europa (Italia, Irlanda, Escocia, Polonia y Francia) como en África (Túnez, Argelia y Madagascar).

La guerra de los 30 años (1618-1648) y luego la guerra de la Fronda (1648-1653) multiplicaron la cantidad de gente necesitada, deportada y abandonada en Europa. San Vicente de Paul consideraba propicio este tipo de situación de extremo dolor y privación para redoblar esfuerzos y atender las urgencias de los pobres. Entre sus proezas están incluso la de arriesgar la vida y la de uno de sus fieles asistentes, el hermano Mateo Regnard, al introducirse, ambos disfrazados detrás de líneas enemigas con el objetivo de llevar dinero, víveres y todo lo que fuera útil para el bienestar de quienes sufrían los conflictos armados.

El legado de humanidad, benevolencia, compasión y misericordia de San Vicente de Paul es inmenso e inagotable y prácticamente no tiene equivalentes en la historia. Sin lugar a dudas se trata de un personaje excepcional quien, aún en sus últimos años de vida, supo traducir su profunda fe cristiana y convicción altruista en una serie de planes, programas y proyectos dirigidos a enaltecer la condición humana de los que sufren.

Su muerte en 1660, en la ciudad de París, Francia, a la edad de 80 años dejó un gran vacío. Fue beatificado en agosto de 1729 y canonizado en junio de 1737. Su festividad se celebra el 27 de septiembre.

(Visited 441 times, 1 visits today)

4 Responses to ¿Y quién fue San Vicente de Paul?

  1. Miriam Jeannina Córdova Arámbulo dice:

    Gracias por esta publicación, pues me hace recordar la necesidad de ofrecerle a nuestros estudiantes ejemplos de vida, modelos a seguir que los inspire en la búsqueda de la felicidad a través del servicio a los demás.

  2. Ma. del Pilar Meza dice:

    Gracias por clarificar más con respecto a algunos datos de la vida de San Vicente. Ciertamnete para llegar a ser purificado, Vicente pasó por tres pruebas cada una más dura que la otra; fue vendido como esclavo, se le acusó de ladrón y …………… Por ello, conocer la vida de Vicente nos invita a amar al pobre, nuestro hermano, a ejemplo de Cristo. Una de tantas frases que recuerdo y practico es: ” Ayuda al prójimo con tu propio esfuerzo”
    Vicente de Paúl sigue vivo en nuestros corazones!!!!!!!!!!
    Gracias nuevamente Derrama Magisterial por tan hermosa biografía y difundir las obras de este gran Santo!
    Bendiciones!

  3. marya dice:

    siempre hay que hacer cosas buenas y educar a nuestros alumnos todo el amor,enseñandole la humildad

  4. MARY dice:

    Estudie en IE Virgo Potens (Barrios Altos-Lima)de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul y su ejemplo se vive cada dia, sus enseñanzas llenan mi vida.Gracias DM por publicar su vida y obra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *