11 de febrero: Día Internacional de Internet

El lunes 11 de febrero se celebró el Día Internacional de la Seguridad en Internet, en el cual se difunde información, estrategias, programas y herramientas para garantizar la seguridad virtual de nuestros datos. Como todos sabemos, navegar por internet es una de las actividades que más hacemos actualmente ya sea para estudiar, trabajar, entretenernos (o a veces las tres cosas al mismo tiempo). Pero también se navega por internet para hacer compras, transacciones bancarias, envío de datos confidenciales, etc. Y como en toda actividad humana, la navegación por internet tiene riesgos y peligros propios, por lo que es necesario tomar en cuenta las recomendaciones para estos casos.

Internet ha modificado drásticamente la forma en que los seres humanos se relacionan entre sí, con su entorno y con la información que los rodea. Nuestros hábitos sociales, así como gran cantidad de las ideas y creencias que tenemos respecto de cómo informarnos, cómo educar, cómo participar activamente de la vida política de nuestra comunidad, cómo adquirir bienes de consumo y servicios. Todas estas -y muchas otras- actividades humanas han cambiado debido a la omnipresencia de la tecnología digital en la vida cotidiana, de manera transversal a clases socioeconómicas, grados de instrucción y poderes adquisitivos (Fuente: BBC.com).

Una de las nociones básicas que el ser humano ha desarrollado desde tiempos ancestrales es la noción de seguridad, entendida como el estado de tranquilidad que produce sentirse a salvo de todo riesgo o peligro. La seguridad ciudadana, por ejemplo, se ve amenazada con el incremento de la delincuencia que pone en riesgo nuestra integridad física y nuestra vida. La seguridad de vivir en un país sin terrorismo, la seguridad de tener a buen recaudo nuestros ahorros, la seguridad de que nuestros hijos no corren peligro. Para asegurar nuestro domicilio o nuestro dinero usamos puertas blindadas, llaves, candados, rejas, cercos eléctricos. Para la seguridad de nuestras cuentas bancarias tenemos códigos, cuentas cifradas, contraseñas, cajas fuertes. Para la seguridad de nuestros seres queridos ofrecemos consejos -no saludes a extraños, no camines por zonas oscuras o solitarias, no des tus datos personales a cualquiera que pregunte, etc.).

Dentro de la lógica de la realidad virtual la noción de seguridad también es una de las más importantes para que la experiencia de navegación por internet y su uso para fines comerciales sea satisfactoria, positiva, segura. Como todo lo que tiene que ver con las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), este tema de la seguridad por internet es amplio y presenta diversos matices y situaciones, todas asociadas a cómo lograr que los contenidos que revisamos sean seguros o la información personal que ingresamos esté a buen recaudo. Veamos las más comunes:

El fraude electrónico: Al hacer una compra o pago a través de la página web de un establecimiento comercial o bancario, es necesario que el usuario ingrese sus claves secretas e información completa de su tarjeta de crédito (número completo, pin de seguridad) por lo que debe hacerlo en un entorno virtual seguro que evite el “hackeo” o robo de estas claves. (Leer: Cómo evitar el fraude electrónico)

Privacidad de la información: Al afiliarnos a algún servicio de mensajería o red social, así como al ingresar nuestros datos a las páginas de universidades, escuelas, instituciones públicas, las organizaciones están obligadas a establecer normas que garanticen la privacidad de los datos personales con los que cuentan para salvaguardar la privacidad de los ciudadanos. 

Ataque de virus, spams o malwares: Sin entrar a dar detalles sobre la terminología de internet, que es ampliamente conocida, los usuarios a nivel doméstico suelen tomar todas las medidas posibles para proteger su información de los virus informáticos, que diversos “hackers” buscan instalar para robo de claves electrónicas.(Leer: Diferencias entre virus, malware, spam)

Filtros de contenido inapropiado: Es necesario tener filtros de seguridad que alejen y minimicen la posibilidad de que los usuarios se den de golpe con contenidos que puedan afectar su seguridad emocional, susceptibilidad e integridad física. 

(Visited 23 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *