21 de julio: Fallece pintor peruano Sérvulo Gutiérrez

21 de julio: Fallece pintor peruano Sérvulo GutiérrezHace exactamente 57 años falleció una de las figuras más interesantes de las artes plásticas peruanas del siglo 20. El pintor iqueño Sérvulo Gutiérrez fue una de las personalidades que más animaron la escena artística limeña con sus conocidas aficiones por la bohemia y las bebidas espirituosas. Su carisma produjo una leyenda de su nombre, asociado siempre a las clases más elegantes a pesar de su origen humilde. Boxeador, resanador de esculturas, poeta ocasional, su nombre ahora identifica a uno de los centros culturales más conocidos de Lima Metropolitana, como homenaje permanente a su influyente carrera pictórica. Recordemos a Sérvulo Gutiérrez, a pocas semanas de un nuevo aniversario patrio.

Sérvulo Gutiérrez Alarcón nació en Ica en febrero de 1914. Fue el quinto hijo de una familia numerosa dedicada desde varias generaciones anteriores a su nacimiento a la artesanía y la restauración artística. Desde temprana edad, el futuro pintor trabajó en diversos oficios entre los cuales cabe destacar el oficio de mozo de restaurante y de peón durante la construcción de la carretera Pisco-Castrovirreyna.

Sérvulo Gutiérrez es considerado el artista peruano más representativo de su generación gracias a su aguda y vehemente representación del expresionismo en su variación latinoamericana. Cabe destacar que Gutiérrez fue un pintor completamente autodidacta.

Tras el fallecimiento de su madre, su familia se mudó a Lima, donde habitó en casa de su hermano mayor, en el Rímac. Desde temprana edad trabajó en diversos oficios, como, por ejemplo, mozo de restaurante y peón de construcción civil.

Pero quizás el dato más anecdótico de su biografía fue su éxito como boxeador. Gutiérrez llegó a ser campeón nacional y subcampeón sudamericano de la categoría Gallo, antes de descubrir y desarrollar su pasión por la pintura.

A finales de los años 30, viajó a París, donde estudió pintura y escultura. Posteriormente desarrolló sus primeras creaciones pictóricas en Buenos Aires, con un marcado estilo monumental de trazos y colores fuertes y expresivos.

En 1942, obtuvo el primer premio en un concurso realizado en la selva peruana con esculturas que representan a las “amazonas” como arqueras, las mismas que  se encuentran hoy en el Museo de Historia Natural Javier Prado, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Por ese tiempo pintó su famoso cuadro “Los Andes”, para muchos su obra maestra. Posteriormente, expuso varias escenas de la naturaleza iqueña en la entonces Galería de Lima. Aparecen en sus paisajes, el desierto de Ica con sus lagunas, pantanos y huarangos.

Gutiérrez practicó un expresionismo muy original, de rico y espontáneo colorido. A través de sus diversas épocas se pueden apreciar notables cambios estructurales y temáticos.

De 1942 a 1946, tras retornar de París, realizó una pintura expresionista monumental, caracterizada por un limpio y preciso delineado de figuras recias de gran volumen, con ciertos toques de tipo indigenista, sin duda inspirado en el amor a su patria a la que retornaba tras larga ausencia, pero sin caer en la influencia del movimiento liderado por José Sabogal o Camilo Blas, a quienes se enfrentaba sin pudores: “No necesitamos pintar indios o llamas para hacer pintura peruana”, dijo alguna vez el artista.

Entre los años 1946 a 1954, su pintura se tornó más violenta. Se expresa con gruesos y arrebatados trazos, en rojo, verde, azul y negro, en solitarios y cálidos paisajes donde el huarango iqueño es el protagonista central. Se muestra así como un precursor de la estética libre y fuerte, no tan conocida por entonces en nuestro medio.

De 1955 hasta su muerte, su pintura se tornó mística, como presintiendo su final. El rostro ensangrentado del Señor de Luren, así como algunas imágenes de Santa Rosa de Lima son muestras representativas de esta temática. Su forma expresiva progresó en libertad, en soltura, en subjetividad y en fuerza. Gutiérrez se dedicó esporádicamente a la poesía, con algunos versos que dedicó a su tierra natal Ica.

El pintor era conocido por su carácter jovial y bohemio, amante de las fiestas y por sus romances. Uno de los más conocidos fue el que sostuvo con la periodista Doris Gibson, fundadora de la revista Caretas, a quien inmortalizó en diversos cuadros.

Fue celebrado por todos los críticos de su tiempo, entre ellos Sebastián Salazar Bondy, gran amigo suyo, quien en 1954 ya escribía sobre su vida mítica: “Falsificador de cerámica, boxeador, bohemio parisiense, escandaloso y porque no decirlo, ebrio contumaz”.

Sus restos descansan en el Cementerio El Ángel. Falleció el 21 de julio de 1961, a los 47 años de edad, de una afección hepática, en Lima. Actualmente, la Municipalidad de Jesús María rinde tributo permanente a su memoria a través de su Centro Cultural Sérvulo Gutiérrez, ubicado en una de las principales avenidas de este distrito limeño.

(Visited 149 times, 1 visits today)

One Response to 21 de julio: Fallece pintor peruano Sérvulo Gutiérrez

  1. Rosa Esperanza Alva Soto dice:

    Sería interesante que divulguen sus obras, o al menos, colocar algunas en este blog. Gracias

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *