Incendio en Las Malvinas: Lecciones para aprender

Incendio en Las Malvinas: Lecciones para aprenderDesde la mañana del jueves 22, la población de Lima está conmocionada por el intenso incendio que se ha producido en unas populares galerías conocidas como "Las Malvinas", ubicadas en el Centro de Lima, cerca de la Av. Argentina, una de las arterias más congestionadas y de intensa actividad industrial y comercial. La concentración de elementos altamente inflamables, conexiones clandestinas de luz, hacinamiento e informalidad son las principales causas de este siniestro que preocupa por sus dimensiones pero no sorprende debido a que estas condiciones precarias convierten a esta -y otras- conocidas galerías en bombas de tiempo que, en cualquier momento, pueden explotar. Los hechos lamentables dejan algunas lecciones que, como sociedad, necesitamos reflexionar y comentar entre colegas y con nuestros alumnos.

La escena ya no debería sernos extraña. La vimos hace más de una década en una discoteca a la que asistían muchachos de familias consideradas "de clase económica alta", con todas las oportunidades del mundo para tener información, educación preventiva y etc. También ocurrió en una galería populosa, cerca de la Navidad, donde se vendían inescrupulosamente fuegos artificiales en espacios estrechos y cargados de conexiones y materiales inflamables.

Los bomberos hacen hasta lo imposible, con las limitaciones de siempre, con controlar un fuego que, en principio -y debido a todas estas experiencias previas- no debería haber ocurrido. Porque la galería conocida como "Las Malvinas" tiene todos los atributos para convertirse en la bola de fuego en la que se ha convertido, desde hace años y sin ningún control de las autoridades. A diferencia del sorprendente incendio que consumió, hace poco, a un edificio residencial en Londres (Inglaterra), el de este lugar era más que predecible.

¿Cómo les explicamos a nuestros alumnos, sobre todo a aquellos de los 90 colegios que van a perder clases a causa de este incendio, debido a que se encuentran demasiado cerca de la zona siniestrada, las causas de un hecho como este y todas las implicancias que tiene respecto de nuestro comportamiento como sociedad? Temas que debemos tratar, con tino y criterio, si queremos que las próximas generaciones de peruanos crezcan liberados de esta clase de lastres que hoy muchos adultos pasamos por alto. Grandes lecciones que debemos aprender:

  • La informalidad, que genera la formación de estos establecimientos en que se trabaja con absoluto descuido de las condiciones más básicas de seguridad laboral (las personas desaparecidas estaban trabajando en un contenedor que estaba cerrado con llave), no puede seguir tolerándose solo por el hecho de que "no hay trabajo" y que estas personas, que exponen a los demás y a sí mismos al peligro, sean consideradas "emprendedoras" que salen adelante hasta en las peores condiciones, con "creatividad e ingenio".
  • El Estado tiene mucho por hacer a este respecto, creando empleos, desde luego. Pero la población no puede seguir avalando la existencia de comercios tugurizados que en cualquier momento pueden explotar. Esta tolerancia de gran parte de nuestra población incluye la demanda por objetos robados, que se venden en muchas de estas galerías conocidas como "Las Malvinas" porque "son más baratos".
  • Otra de las consecuencias de ser permisivos y, de una u otra forma, cómplices de la existencia de estos mal llamados "centros comerciales" es que aprendemos a convivir con comerciantes capaces de todo por vender más: desde el robo de luz a través de conexiones clandestinas hasta la sobrecarga de tomas eléctricas (causa principal de cortos circuitos y explosiones) y el almacenamiento inescrupuloso de objetos y sustancias inflamables que, en una situación como esta, no hacen más que empeorar la ocurrencia del incendio.
  • Nuestra sociedad tiene ya demasiados problemas como para que sigamos permitiendo que estas malas costumbres, que se definen actualmente como parte de nuestra dinámica económica -a pesar de que, en muchos casos, involucran actitudes al amrgen de la ley como las que venimos comentando- sigan siendo vistas como algo normal. Hoy fue "Las Malvinas". Mañana pueden ser los "Polvos Azules" o cualquiera de las otras zonas en las que proliferan esta clase de galerías populares que muchas veces funcionan a pesar de estar formalmente prohibidas, ignorando recomendaciones y hasta disposiciones municipales, o revirtiéndolas por intermedio de sus abogados, lo cual es peor.

Ayudemnos a nuestros jóvenes a entender que nada de eso es normal ni legal ni deseable en una sociedad civilizada.

 

La noticia: El Ministerio de Educación dispone suspender clases en 90 colegios cercanos al incendio

(Visited 281 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *