Las máscaras andinas: Color, misterio e identidad

Durante febrero, el departamento de Puno se viste de coloridos desfiles, envolventes danzas y fervor religioso, en homenaje a su patrona, la Virgen de la Candelaria, “la Mamacha Candelaria”. Esta tradicional festividad, reconocida en el mundo entero como una de las más grandes manifestaciones populares de Sudamérica, que este año se inició el domingo 3 de febrero con el gran concurso de comparsas, tiene entre sus atractivos las exóticas y misteriosas máscaras.

Según información extraída del blog PunoMagico.com (http://www.punomagico.com/), las misteriosas y coloridas máscaras andinas representan a diversos personajes antropomórficos de culturas precolombinas, asociados a la iconografía demoníaca católica (los Diablos son personajes muy populares en las comparsas al ritmo de saltarinas diabladas, morenadas y tuntunas), pero que también poseen reminiscencias de imágenes religiosas más antiguas: la cabeza del dios de Chavín (Piedra de Raymondi) y la de Wiraqocha de Tiahuanaco (Portada del Sol); como asegura el historiador Pablo Macera.

Las máscaras son fabricadas, hasta la actualidad, siguiendo técnicas artesanales de larga data, y son utilizadas en las principales danzas típicas del Altiplano (frontera entre Perú y Bolivia) como lo Diablada, en la cual se lucen las caretas de diablo; la Morenada, quizás una de las expresiones de música y danza más populares de Perú y Bolivia, que representa la picardía de los esclavos negros que poblaron las zonas de Oruro y el Lago Titicaca, durante la colonización española; entre otras. Estas caretas generan sorpresa y admiración entre los turistas por su espectacularidad y colorido.

Las principales características son, en el caso de las caretas diabólicas: ojos grandes, permanente rictus de sonrisa, largos cuernos, colmillos y rasgos antropomórficos. En cuando a las máscaras de morenos o caporales, destacan sus rasgos afrodescendientes, los rostros sonrientes y las coloridas pelucas.

Cada personaje tiene su propio significado y relevancia en cada danza y cada mes de febrero, las comparsas alegran las calles de Puno para rendir tributo a la Virgen de la Candelaria, también conocida como la Virgen del Socabón.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *