Martín Chambi (1891-1973): El fotógrafo del Perú profundo

En una época en la cual ser indígena en el Perú era sinónimo de invisibilidad y abandono por parte de una forma de pensar absolutamente discriminadora y centralista, las imágenes en blanco y negro de Martín Chambi Jiménez pusieron en los ojos del mundo la belleza telúrica del Ande, su melancolía y humanidad en sombríos tonos claroscuros. El trabajo de Chambi representa el primer intento por reivindicar la imagen del poblador de nuestras tierras que fue aceptado como expresión artística, hoy venerado y tomado como fuente de inspiración para el más colorido y cosmopolita trabajo de Mario Testino. Su vigencia, como testimonio de aquello que nadie quiso ver durante décadas –y que aun hoy lucha por conservar espacios de visibilidad, es robusta y telúrica, como sus fotos.

 

Las fotografías de Martín Chambi Jiménez capturan, más que los usos y costumbres de nuestros compatriotas, la inamovilidad del tiempo en las zonas altoandinas del Perú. Muchas de esas imágenes de campesinos, pobladores de ciudades como Cusco, Puno o Arequipa, tomadas hace más de sesenta años, son fiel reflejo de cómo se vive hoy en esas regiones, una señal inequívoca de que la vida no ha cambiado lejos de la capital. Esto, que es un llamado de atención sobre la gravedad del abandono oficial en el que se encuentran miles de familias provincianas, es también un romántico canto a lo genuino, a lo oriundo, a aquello que muchas veces olvidamos por la velocidad de nuestra vida urbana moderna.

Este año se cumplieron 46 del fallecimiento de este notable fotógrafo peruano, que retrató escenas de la vida cotidiana en las alturas e inmortalizó el tipo racial más presente en nuestro país, ese que en la televisión y la publicidad permanece olvidado o solo se utiliza, de manera prejuiciosa y efectista, cuando tratan de enviarnos mensajes de supuesta descentralización y antirracismo. Sin embargo, la importancia del trabajo fotográfico de Chambi ha trascendido estas situaciones y es reconocido por su calidad documental y artística.

Como docentes, tenemos en el archivo de Martín Chambi un catálogo detallado de tradiciones, personajes y sobre todo, identidades que no debemos perder la oportunidad de mostrarlo en clase a nuestros alumnos, porque entender nuestra diversidad cultural y etnológica parte por reconocer y valorar la raíz, el punto de partida.

Martín Chambi falleció a los 81 años de edad, en su ciudad natal, Puno y es considerado pionero de la foto-retrato. La primera vez que vio una cámara fotográfica fue cuando conoció a unos empresarios ingleses que explotaban minas en Carabaya, Puno. Fue reportero gráfico en la revista Variedades y el diario La Crónica, dos de los medios impresos más conocidos de los años veinte y treinta.

Su nieto Teo Allain Chambi, es el Director del Archivo Fotográfico Martín Chambi, que cuenta más de 30,000 negativos, entre placas de vidrio, las cuales tienen diversos formatos: desde las más grandes de 18 x 24 cm. pasando por las de 13 x 18 cm., 10 x 15 cm; hasta las más pequeñas de 9 x 12 cm. y películas flexibles, rollos de 120 y de 35 mm, material que se encuentra en perfecto estado de conservación en  la ciudad del Cusco.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *