Reflexiones Magisteriales: ¿Cómo enseñar el “amor a la Patria”?

Como docentes, una de nuestras primeras tareas debe ser educar a los alumnos en lo que posteriormente será identificado como “amor a la Patria”. Establecer ese vínculo emocional irrompible con el país en el que nacemos es una tarea de sensibilidad pero también de estudio, de criterio. Más allá del enfervorizado canto en las tribunas de un estadio, querer al país debe ser la base que nos permita defender la democracia, el respeto por los derechos humanos, apoyar las campañas que buscan erradicar vicios sociales como la discriminación, el abuso, la intolerancia al diferente, la corrupción en todas sus formas, las faltas de respeto en el tráfico (uso abusivo del claxon, por ejemplo) o que intenten generar nuevos hábitos de consumo para cuidar nuestra salud y el medio ambiente (aprender a no consumir productos de riesgo o dejar de usar plástico). Una tarea ardua que nos espera cada día al pasar la puerta de nuestras aulas…

 

Cada vez que llegan estas fechas de Fiestas Patrias, sobreviene un tema que a muchos nos lleva a la reflexión e incluso al debate: ¿Cómo se debe enseñar a los niños y jóvenes el amor a la Patria? ¿Es positivo infundir sentimientos patrióticos en los alumnos? ¿Es posible darles esta enseñanza, a pesar de que hay carencias y dificultades que muchas veces nos limitan en la jornada diaria?

Los maestros tenemos en nuestras manos a los futuros ciudadanos del país. Después del hogar, la escuela es el lugar donde nuestros niños son expuestos a sus primeros acercamientos con el concepto de Patria y la importancia de amarla y respetarla. Los pequeños aprenden los versos del Himno Nacional y es frecuente verlos muy emocionados en los izamientos de la Bandera, cantando con fervor y portando su escarapela.

Los preparamos cuando pequeños para representar a los personajes más notables de la lucha por nuestra independencia y, cuando ya están un poco más grandes, muchos optan por integrar la banda musical del plantel para interpretar las marchas y temas que distinguen al Perú.

Todas estas acciones tienen como objetivo principal inculcar en nuestros alumnos el amor a nuestro país y, sin duda, eso es positivo. Pero, tal vez, deberíamos pensar un poco más allá de los actos conmemorativos y las celebraciones protocolares para preguntarnos si eso es suficiente. Junto a aprender a cantar el himno, las nuevas generaciones deben desarrollar una conexión emocional sólida con su tierra: su distrito, su provincia, su región. Y entender que ese origen es parte de un todo, el Perú. Conocer y querer nuestra música, nuestra historia, nuestra comida y nuestras artes es vital para fortalecer ese vínculo con el país donde uno nació.

Otro punto a resaltar es que nuestros alumnos deben aprender que el amor a la Patria se expresa en cada cosa que hacemos en nuestro día a día. Si somos honestos, si trabajamos con dedicación desde el puesto que tengamos, si somos solidarios y cuidamos nuestro patrimonio, estamos amando al Perú incluso más que cuando lo decimos o lo evidenciamos con carteles, banderines o afiches que dicen Te Amo Perú en internet.

Si digo que amo a mi país, no llego tarde a mis compromisos; si amo a mi país, cumplo con sus leyes y normas; si amo a mi país, no le hago trampa ni en la escuela, ni en la calle, ni en casa; si amo a mi país, no me aprovecho de la situación, ni soy desconsiderado con los demás. En todas esas cosas y en muchas otras más podemos profesar y demostrar nuestro amor por el Perú.

Por su parte, los padres en casa deben ayudarnos a completar estas tareas de amor a la Patria, dándoles a sus hijos ejemplos de cómo ser buenos ciudadanos, enseñarles el respeto y la solidaridad con las demás personas y un buen concepto de lo que significa querer a su país. Los padres no solo deben quedarse en la celebración y el entretenimiento que se practica en estos días de fiesta, la peruanidad es más que un comercial de algún producto comercial.

Los maestros peruanos que amamos y hacemos respetar a nuestro país, lo hacemos con las armas más sublimes, que son la educación y el progreso. Porque sabemos lo que significa querer al suelo que nos vio nacer somos comprensivos con las personas de otra nacionalidades, no alimentamos odios, ni incitamos a la violencia, enseñamos a nuestros niños a dejar en alto el nombre del Perú.

 

(Visited 24 times, 2 visits today)

One Response to Reflexiones Magisteriales: ¿Cómo enseñar el “amor a la Patria”?

  1. mancoarian dice:

    Tenemos que respetar a nuestra patria , hay que respetar el himno nacional ,la independencia , no burlarse del pais

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *