Teorías del Aprendizaje: El Constructivismo

Teorías del Aprendizaje: El ConstructivismoLa generación de andamiajes basados en los conocimientos previos y experiencias de cada individuo con la finalidad de construir, de forma progresiva, el desarrollo del aprendizaje en cada persona. Este es el postulado principal de la teoría constructivista del conocimiento. Este pensamiento no anula las propuestas conductuales sino que las incorpora a este proceso de construcción, que deviene en el aprovechamiento de todas las fuentes de información -interacción social, exposición a la cultura, entorno familiar, escolar- de las que se dispone para enriquecer la formación del conocimiento. Veamos más sobre el constructivismo en este segundo post de nuestra serie dedicada a las teorías del aprendizaje.

El constructivismo es el modelo que mantiene que una persona, tanto en los aspectos cognitivos, sociales y afectivos del comportamiento, no es un mero producto del ambiente ni un simple resultado de sus disposiciones internas, sino una construcción propia que se va produciendo día a día como resultado de la interacción de estos dos factores. En consecuencia, según la posición constructivista, el conocimiento no es una copia de la realidad, sino una construcción del ser humano, esta construcción se realiza con los esquemas que la persona ya posee (conocimientos previos), o sea con lo que ya construyó en su relación con el medio que lo rodea.

El constructivismo propone un paradigma donde el proceso de enseñanza se percibe y se lleva a cabo como un proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto, de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción operada por la persona que aprende (por el «sujeto cognoscente»). El constructivismo en pedagogía se aplica como concepto didáctico en la enseñanza orientada a la acción.

En general, desde la postura constructiva, el aprendizaje puede facilitarse, pero cada persona reconstruye su propia experiencia interna, con lo cual puede decirse que la inteligencia no puede medirse, ya que es única en cada persona, en su propia reconstrucción interna y subjetiva de la realidad. Por el contrario, la instrucción del aprendizaje postula que la enseñanza o los conocimientos pueden programarse, de modo que pueden fijarse de antemano unos contenidos, método y objetivos en el proceso de aprendizaje, llevando a cabo el desarrollo de esa "inteligencia sin limites". Este punto es el que generó las principales reacciones contra el constructivismo como única forma de aprender, ya que todo proceso necesita también ser guiado.

A pesar de que surgió en la década de los años cincuenta, en estos tiempos el aprendizaje constructivista tiene mayor auge gracias al apogeo de las herramientas tecnológicas y la adaptación y uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación-TIC que permiten una interacción directa del individuo con el conocimiento. Esta relación cercana y directa del individuo frente al conocimiento que obtiene de las TIC hace posible el cumplimiento del paradigma constructivista: el conocimiento adquirido y administrado de manera personal por cada estudiante, desarrollando y construyendo sus propias áreas de interés, a sus propios ritmos e iniciativas. 

Principales representantes:

Jean Piaget (Suecia, 1896-1980): Psicólogo suizo. A partir de 1919 inició su trabajo en instituciones psicológicas de Zurich y París, donde desarrolló su teoría sobre la naturaleza del conocimiento. Publicó varios estudios sobre psicología infantil y, basándose fundamentalmente en el crecimiento de sus hijos, elaboró una teoría de la inteligencia sensorial y motriz que describía el desarrollo espontáneo de una inteligencia práctica, basada en la acción, que se forma a partir de los conceptos incipientes que tiene el niño de los objetos permanentes del espacio, del tiempo y de la causa. Piaget centra sus trabajos en el problema del conocimiento y considera que hay que estudiarlo observando cómo pasa un individuo de un estado menor a un a un estado mayor de conocimiento. El desarrollo intelectual constituye un proceso de adaptación que es continuación del biológico y que presenta dos aspectos: adaptación y acomodación. 

Lev Vygotsky (Bielorrusia, 1896-1934): Vigotsky enfatiza la influencia de los contextos sociales y culturales en la apropiación del conocimiento y pone gran énfasis en el rol activo del maestro mientras que las actividades mentales de los estudiantes se desarrollan “naturalmente”, a través de varias rutas de descubrimientos: la construcción de significados, los instrumentos para el desarrollo cognitivo y la zona de desarrollo próximo (ZDP). En este sentido la teoría de Vygotsky concede al maestro un papel esencial al considerarlo facilitador del desarrollo de estructuras mentales en el estudiante para que sea capaz de construir aprendizajes más complejos. Se enfatiza y se valora entonces, la importancia de la interacción social en el aprendizaje; el estudiante aprende más eficazmente cuando lo hace en forma cooperativa. La interacción entre los estudiantes y los adultos se produce atreves del lenguaje, por lo que verbalizar los pensamientos lleva a reorganizar las ideas, lo que facilita el desarrollo y hace que sea necesario propiciar interacciones en el aula, cada vez más ricas, estimulantes y saludables. En el punto de partida la responsabilidad es el maestro y en el de llegada será el estudiante, con la consiguiente retirada del maestro.

Jerome Bruner (EE.UU., 1915-2016): Psicólogo y pedagogo estadounidense. Ejerció su cátedra de Psicología Cognitiva en la Universidad de Harvard y, junto con G. Miller, fundó el Center for Cognitive Studies, considerado el primer centro de psicología cognitiva. Jerome Bruner fue director de este centro, ubicado en la misma universidad de Harvard, donde B. F. Skinner impartía su teoría del aprendizaje operante. Posteriormente se trasladó a Inglaterra, donde dictaría clases en la Universidad de Oxford. Bruner es uno de los que promueven el cambio de modelo instruccional, desde el enfoque de las teorías del aprendizaje, propias del conductismo, a un enfoque más cognoscitivo y simbólico. El interés de Bruner por la evolución de las habilidades cognitivas del niño y por la necesidad de estructurar adecuadamente los contenidos educativos le llevó a desarrollar una teoría.

Vea aquí las otras teorías del aprendizaje:

(Visited 2.221 times, 6 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *